CUERNAVACA, MORELOS.- Una vez que una persona inicia su vida laboral es muy importante que conozca los diversos productos financieros básicos existentes en el mercado, así como contar con un presupuesto que le ayude a llevar unas finanzas personales saludables.
De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), entre dichos productos se encuentra una cuenta de ahorro, tarjeta de débito, de crédito, Afore y seguros.
En la revista Proteja su Dinero, el organismo precisa que aunque el presupuesto no es un producto como tal, se debe considerar si la persona se acaba de incorporar al mundo laboral.
Ello, agrega, debido que aunque lo más seguro es que se disponga de dinero y no se tengan deudas, el objetivo del presupuesto es que las personas se mantenga sin adeudos.
Otros instrumentos financieros son la cuenta de ahorro y tarjeta de débito, los cuales van de la mano, pues en ocasiones al contratar una cuenta pueden entregarte una tarjeta de débito.
La cuenta de ahorro, refiere, permite almacenar una cantidad de dinero y en la mayoría de los casos puede generar algunos intereses, a favor, a largo plazo.
Mientras que las tarjetas de débito permiten realizar depósitos en la cuenta, y en caso de necesitarlo retirar el recurso en cualquier cajero del banco, o hacer compras y transacciones en establecimientos que la acepten.
Para elegir este producto se puede empezar con las tarjetas de débito básicas, las cuales en su mayoría no piden un monto mínimo de apertura, ni exigen mantener un saldo promedio mensual mínimo y están exentas de las
comisiones.
Otro producto a considerar es la tarjeta de crédito, la cual, recuerda la Condusef, no es dinero extra, sino un préstamo que se debe pagar, y por cada retraso que se tenga en el día de pago la deuda aumenta.
También está la Afore, y aunque al comienzo de la vida laboral por lo regular se es joven y el tema del retiro suena muy lejano, lo más probable es que cuando llegue ese momento se quiera disfrutar y no preocuparse por apuros económicos, por lo que es importante aportar una parte de los recursos.
La Comisión recuerda que el seguro de autos es otro de los instrumentos financieros básicos en las finanzas personales, el cual se puede dividir en Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil, con cobertura limitada y amplia.
Adicionalmente, a cada tipo de cobertura puede incluirse asistencia médica, vial y legal, con un costo adicional, lo cual brinda una mayor protección al usuario.

Lo que debes hacer para liberarte de deudas y vivir tranquilo
Comprar no es malo, pero cuando se hace por el solo hecho de consumor puede generar deudas, falta de capacidad de pago y un mal historial crediticio.

Pon en práctica estos consejos
 Haz un presupuesto mensual. Al hacer una lista de tus ingresos y egresos podrás identificar los gastos que no son necesarios, esto te permitirá saber tu capacidad de ahorro.

Compara precios y calidad. No te vayas por la primera opción, al comparar puedes obtener un ahorro significativo. Esto te llevará un poco más de tiempo.

Aporta en tu Afore. Cuando dejes de trabajar seguramente querrás vivir de una forma cómoda, para lograrlo tendrás que ahorrar lo suficiente; haz aportaciones.

Contrata un seguro de gastos médicos. No hay mejor regalo para ti y tus seres queridos que tenerlos asegurados, recuerda que un seguro los protege en caso de cualquier enfermedad o accidente.

Ahorra. Procura que sea una cantidad fija y no sólo lo que te sobre en la semana, un buen ahorro es la base para lograr una inversión que te permitirá multiplicar tu dinero a futuro.

Evita comprar por impulso. Una buena forma de lograrlo es diferenciar lo que realmente necesitas de lo que a veces sólo es un deseo.

Paga tus deudas. Empieza por aquellas que son más grandes o que te generen un mayor interés, esto permitirá que no sigan creciendo, y tengas disponible dinero para otros proyectos.

Define tu capacidad de endeudamiento. Esto con el fin de no hacer gastos que en un futuro te generen problemas y que no puedas pagar.

No des tarjetazo. La tarjeta de crédito es una excelente herramienta siempre y cuando la utilices correctamente, no te dejes seducir por los meses sin intereses, procura que los artículos que compres  sean bienes duraderos.

Procura ser totalero. Así evitarás pagar intereses, recargos y gastos de cobranza, o en su defecto también puedes optar por pagar más del mínimo requerido.

Usa el crédito de manera responsable. Hazlo tu mejor aliado, recuerda que el crédito no es un dinero extra, es una cantidad que te presta el banco por la cual estás obligado a pagarla, de lo contrario, te generará muchos intereses y un mal historial crediticio.

 

Por: Ddm Redacción /  [email protected]