compartir en:

Quito.- En un partido en el que el daño pudo ser peor, Pumas dejó abierta la serie de cuartos de final de Copa Libertadores, al caer 1-2 ante Independiente del Valle de Ecuador.
Los pupilos de Guillermo Vázquez generaron dos acciones importantes; la primera, un tiro de esquina por izquierda que el uruguayo Gerardo Alcoba cabeceó, pero el remate fue rechazado por el portero Librado Azcona.
Al minuto 10, la más clara de Pumas se originó en los pies del argentino Ismael Sosa, quien por derecha filtró el balón al uruguayo Matías Britos, pero éste mandó a un lado cuando estaba de frente a la portería.
El cuadro local respondió cuando Junior Sornoza tocó un gran balón a José Angulo, quien le ganó la espalda a Darío Verón, para meter un disparo “machucado” que techó a Alejandro Palacios, al 42’; era el 1-0.
Una nueva desatención de Verón en el complemento le permitió a José Angulo entrar solo por el sector derecho del área para aprovechar un balón largo y conectar un cabezazo letal para el 2-0, al 54’.
La noche se le venía a la visita, que vio cómo “Pikolín” Palacios salvó el tercero, a disparo de Sornoza, y cómo un remate cruzado de Angulo se estrelló de manera angustiosa en el poste derecho.
Pumas reaccionó cuando Sosa mandó un centro a segundo poste, Britos remató de cabeza al poste, pero con la fortuna de que el rechace le quedó a Fidel Martínez, quien prendió derechazo imparable para el 2-1, al 73’.
El arbitraje estuvo a cargo del argentino Mauro Vigliano, quien tuvo una mala labor al perdonarle un penal al cuadro de casa.