compartir en:

Toulon.- Pese a que mejoró en su accionar, la selección mexicana sub 23 sufrió su segunda derrota en el Torneo Esperanzas de Toulon, por 1-2 ante la República Checa, en actividad del Grupo A.
El cuadro de la Concacaf se quedó sin puntos y prácticamente eliminado, en tanto, los europeos sumaron cuatro unidades.
Apenas corría el minuto 10, cuando Dominik Preisler recibió un balón filtrado que le permitió quedar de frente al marco y definir para dejar sin oportunidad a Raúl Gudiño.
Cinco minutos después, un balón por izquierda a segundo poste le permitió a Matej Pulkrab ganarle la espalda a Osvaldo Rodríguez para conectar un cabezazo franco y poner el 2-0, e irse así al descanso.
El técnico Raúl “Potro” Gutiérrez necesitaba un cambio en su accionar, por ello ordenó los ingresos de Carlos Guzmán y Arturo González, con lo que el equipo mejoró y acortó distancias.
Todo se originó en un tiro de esquina en el que el portero salió mal, y tras un rebote, el balón le quedó a Jordan Silva que la empujó al fondo de las redes, al 60’.
México buscó el empate, sin embargo, los checos se pararon bien atrás y mantuvieron la ventaja, ante un rival que mejoró respecto a su primer partido, pero que fue insuficiente para evitar una nueva derrota. 

El apunte

Se le ponen nerviosos al ‘Potro’

Toulon.- El técnico del Tricolor Sub 23, Raúl Gutiérrez, lamentó las desatenciones que tuvieron en el inicio ante la República Checa, que fueron incapaces de revertir para evitar su segunda derrota en Toulon.
“Regalamos 20 minutos del primer tiempo donde nos caen dos goles, después el equipo entiende el partido que debía jugar, pero es complicado; eso nos deja contentos, pero no alcanza para lo que el equipo puede dar.
“Es nerviosismo de algunos de los jugadores, cambié a seis que comenzaron con Francia, y la idea era esa, evaluarlos y ver qué podía pasar con ellos, no esperas que te metan dos goles, después cambiamos la forma táctica, eso nos ayudó, pero tristemente no nos alcanzó”, agregó.