compartir en:

Veracruz.- Fidel Kuri Grajales, dueño del Veracruz, lamentó las fallas que cometen los árbitros afecten a su equipo, como sucedió el sábado frente al Atlas.
El técnico argentino Pablo Marini se quejó de la labor deFernando Guerrero, al señalar que los silbantes le tienen mucho respeto a Rafael Márquez. Además que en el pasado, los altos mandos del cuadro “jarocho” acusaron a los jueces centrales de perjudicarlos.
“Nosotros tenemos que hacer lo que nos corresponde futbolísticamente y dejar que los árbitros se sigan equivocando pero si yo creo que la Comisión de Arbitraje tiene que poner manos en el asunto, empieza de nuevo y siempre nos toca a nosotros.
“Cuando vea algo que nos favorezca lo voy a decir también, lo vamos a decir para ver si así dejan de decir que somos los que estamos reclamando, los que estamos llorando”, apuntó.