Decenas de manifestaciones se registraron hoy en las ciudades más importantes del mundo para celebrar el Día internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer.

Miles de personas en ciudades como París, Roma, Madrid, Lisboa, Berlín y las principales instituciones del mundo aprovecharon la efeméride para reclamar medidas y recursos en defensa de los derechos de la mujer y para condenar la violencia machista.

En París, un millar de personas reclamaron que se aumenten los esfuerzos para detener la violencia machista, sólo horas después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, anunciase una batería de medidas en ese sentido y proclamase que la igualdad será una de las "grandes causas" de su mandato.

Entre los manifestantes participaron una decena de activistas con el torso desnudo de la organización feminista Femen, con su líder, la ucraniana Inna Shevchenko, a la cabeza.

Con el eslogan "Siempre y en todas partes contra la violencia contra la mujer", los manifestantes se congregaron en la céntrica plaza de la República, donde recordaron a las 126 mujeres muertas por la violencia machista en 2016.

"¡Levantémonos, mujeres esclavas!" fue uno de los cánticos que entonaron los presentes, que enarbolaron carteles con los nombres de varias mujeres asesinadas a lo largo de este año.

El presidente francés proclamó hoy la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres como "gran causa" de su mandato, para lo que anunció una batería de medidas que castigarán con mayor dureza el sexismo y que incidirán en la educación y la prevención.

En Roma, cientos de personas marcharon hoy por las calles en contra de la violencia machista bajo el lema "Ni una menos”.

La manifestación comenzó en la Plaza de la República, frente a la estación central de trenes, y ha proseguido por las calles del centro de la capital italiana en dirección a la basílica de San Juan de Letrán, donde concluirá.

Organizada por el movimiento "Ni una menos", que da nombre a la protesta, y con el rosa como color representativo, en la marcha participan cientos de personas, en su mayoría mujeres, pero también niños y hombres.

Por otra parte, numerosas instituciones del Estado se suman hoy a esta jornada reivindicativa, como la Cámara de los Diputados, que abrió sus puertas a mil 400 mujeres víctimas de acoso o maltrato y a representantes de organizaciones.

Ante ellas la presidenta de la Cámara, Laura Boldrini, dijo que la violencia machista no solo afecta a las mujeres, "sino que tiene que ver con todo el país y destroza su comunidad".

El primer ministro del país, Paolo Gentiloni, escribió en la red social Twitter: "La Italia civil se une para decir basta a la vergüenza de la violencia contra las mujeres".

En Italia, en 2016, 149 mujeres fueron asesinadas, de ellas 59 por su pareja, 17 por un ex y 33 por algún familiar, según datos del Instituto Nacional de Estadística, que cifra en 3 millones 466 mil el número de acosadas y en un millón 404 mil las que fueron molestadas en el trabajo.

Durante los primeros diez meses de este año, 114 mujeres han muerto a causa de la violencia machista en Italia, conforme a un estudio del instituto de investigación Eures.

En España, miles de personas desfilaron hoy por las principales ciudades del país para protestar contra la violencia machista contra las mujeres y reclamar más recursos en la lucha contra ese fenómeno.

Organizaciones sociales, partidos y sindicatos convocaron a marchas en las cincuenta capitales de provincia españolas, pero también a participar y a asistir a debates y otros actos en la calle para expresar su rechazo al maltrato machista.

La jornada mundial contra esa violencia llega en un momento en el que en España se han registrado ya 45 mujeres asesinadas este año, una más que en todo 2016.

Protestas similares se llevaron a cabo en otros países europeos como Suiza, Portugal y Alemania.

A su vez, manifestaciones feministas también tuvieron lugar en otras partes del mundo como Turquía, India, Corea del Sur y Japón.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...