México.- A dos meses de cumplir el primer aniversario de su histórica medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016, el pentatleta Ismael Hernández tiene otra meta, culminar sus estudios.

Aquel 20 de agosto de 2016, no parece borrarse de la memoria del morelense. Siente como si fuera ayer cuando retó al ruso Alexander Lesun y al ucraniano Pavlo Tymoshchenko por el podio. Ambos a la postre fueron oro y plata en ese orden.

Nadie creía en su objetivo y mucho menos que subiría a un podio olímpico.

“Fue algo increíble, no lo podía creer, cuando vi que estaba entre los primeros lugares me aferré y no dejé de pensar en llegar a la meta”, dice.

Sin embargo, señaló que eso es parte del pasado, es un segmento de la historia del pentatlón moderno mexicano y ahora va por otro reto en su vida: estudiar su maestría en Economía en una de las universidades de prestigio de Estados Unidos.

La Universidad de Duke, que goza de buena aceptación en Estados Unidos, sobre todo, porque en sus filas sólo tienen el honor de ingresar jóvenes con talento, será la nueva casa para el pentatleta.

“Contento por tener esta oportunidad. Las decisiones se toman una vez en la vida y aunque no dejaré el deporte, por el momento estaré centrado en mi nueva misión en lo académico”, afirmó.

Con tranquilidad como cuando toma la pistola para enviar su tiro al centro y sumar un puntaje alto, el originario de Cuautla destacó que más allá del deporte, se debe tener una preparación para destacar en la vida y más cuando el país tiene muchas necesidades.

“Me voy a Estados Unidos, es una gran oportunidad que no quiero desaprovechar, lo consideró como ir por una segunda medalla”, aseguró.

Siempre con la sencillez y el lado amable del atleta, sostuvo que así como en el deporte se entregó para subir al podio olímpico, “ahora lo quiero hacer en lo académico, es una Universidad donde sólo el ocho por ciento de las personas que aplican se quedan”.

Mencionó que la nostalgia lo invadirá en algunos momentos, sobre todo, porque está muy unido a su familia, pero en estos momentos de la vida es primordial ser fuertes y desde luego contar con el apoyo de sus padres y hermano.

Ismael consideró que hasta 2019 volverá a México en la antesala de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en los cuales espera llegar con más madurez y desde luego con el orgullo de haber conquistado la segunda medalla en su vida: Haber terminado su maestría.

“No dejaré el deporte, el cual es mi pasión, buscaré la manera de compaginarlo en Estados Unidos. Tengo que ver cómo hacerlo porque quiero estar en el pentatlón al 100 por ciento”, dijo.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...