Una vez más a través de internet circula un cartel intimidatorio presuntamente lanzado por parte del Estado Islámico (ISIS), como una advertencia para el Vaticano.

De acuerdo a una imagen viral en redes, se puede observar un fotomontaje del Papa Francisco decapitado con la autoría del Estado Islámico, amenazando con atacar las festividades de Navidad.

En dicho montaje se puede ver la cabeza del Papa encima del cuerpo de un prisionero, así como el supuesto autor de la decapitación, un miembro de EI con un cuchillo y el rostro cubierto con un paño blanco.