compartir en:

México.- La selección mexicana perdería puntos en un torneo oficial, si los seguidores del tricolor continúan con un grito considerado homofóbico, dijo Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol.
El 13 de enero pasado, la FIFA anunció una multa de cerca de 353 mil pesos mexicanos por el grito de los seguidores durante el encuentro ante el representativo de El Salvador, en el Azteca.
Una de las medidas que puede adoptar la FIFA es que la selección juegue uno de sus partidos de local en esta ronda clasificatoria a puertas cerradas, por lo que De María mencionó que la sanción más grave es la “pérdida de puntos en un torneo oficial”.
Al momento que el arquero de la selección contraria hace su despeje, los aficionados corean un grito que es considerado discriminatorio por la FIFA y un sector de la población, por lo cual la FMF inició una campaña para inhibir esa expresión.
Ante esta situación, De María dijo que “vamos a ser más consistentes con esta campaña hasta lograr un efecto” de minimizar esta expresión que también se dan en los partidos de la Liga.