compartir en:

Barcelona.- De las manos se le escapó la victoria al Real Madrid y al ala-pívot mexicano Gustavo Ayón, luego que una dramática canasta sobre la bocina los hizo caer 99-100 ante Barcelona Lassa, en el primer juego de la final en la Liga Endesa.
Un providencial tapón del nayarita estuvo a 3 segundos de darle el resultado a los merengues, pero el balón se escurrió caprichosamente entre 3 madridistas y la posesión quedó para el conjunto catalán, el cual estaba abajo apenas por un punto en ese instante.
Vibrante y parejo desde el primer cuarto, con este cotejo se confirmó que la corona se disputa entre los dos mejores clubes de España, los dos más rentables a lo largo de la campaña regular con idéntica marca de 29-5 y no por nada han sido los protagonistas de las últimas cinco 
definiciones.
El segundo encuentro se realizará mañana en casa blaugrana, y el lunes se efectuará el tercer asalto, aunque en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid.