Río de Janeiro.- A ritmo de samba y ante un espectacular estadio Maracaná, fueron inaugurados los Juegos Olímpicos de Río 2016.
El ex maratonista brasileño Vanderlei de Lima tuvo el honor de encender el pebetero, al final de una ceremonia donde participaron miles de bailarines y músicos.
Las pantallas del estadio proyectaron un vídeo sobre la integración del deporte en la vida cotidiana de los brasileños, acompañado por la canción ‘Aquele Abraço’ compuesta por Gilberto Gil.
La cultura y tradiciones brasileñas fueron retratadas por coreografías increíbles.
La modelo Gisele Bündchen fue la elegida para homenajear a ‘La Chica de Ipanema’, cautivando con su sensualidad y movimientos a través del escenario.
Gracias a la tecnología, Tomm Jobim, famoso compositor (QEPD) participó en la ceremonia, y su nieto fue el encargado de interpretar la música que ahora es parte importante de la historia carioca.
Como es tradición, los griegos encabezaron el desfile de las 206 delegaciones.
La ciclista Daniela Campuzano abanderó al contingente mexicano, uno de los más ovacionados por el público, en el que también aparecieron los nadadores morelenses Long Yuan Gutiérrez y Ricardo Vargas.
Al final aparecieron los atletas de Brasil, con una de las delegaciones más concurridas.
Entre abucheo por los asistentes, el presidente interino de Brasil, Michel Temer, declaró oficialmente abiertos los Juegos Olímpicos.
Temer sustituyó a Dilma Rousseff en mayo, suspendida de sus funciones, debido a la grave crisis económica y política en el país.
El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Thomas Bach, llamó a la unidad en “un mundo en crisis”.
Después de entonar el himno olímpico e izar la bandera de los Juegos, aparecieron en el estadio los últimos portadores de la antorcha: el tenista Gustavo Kuerten, la basquetbolista Hortensia y el marchista Vanderlei de Lima, quien encendió el pebetero que permanecerá así hasta el 21 de agosto, cuando finalice el evento.
Por: DDM Redacción