compartir en:

México.- Las oportunidades de ir a Liguilla se agotan, por lo que Cruz Azul tendrá que reaccionar este día en su visita ante Veracruz para seguir como firme aspirante a la “fiesta grande”.
La Máquina acumula tres juegos ligueros sin ganar, situación que le ha generado críticas e incluso la continuidad de su técnico Tomás Boy entró en duda, por lo que la victoria ya urge.
Los cementeros tienen 19 unidades en el noveno peldaño y de triunfar se meterá entre los ochos primeros lugares para ejercer presión al resto de los clubes. Una derrota lo limitará en sus aspiraciones aunque las matemáticas todavía le den chance de vivir, ya que quedan dos jornadas para que termine el certamen.