Diario de Morelos
Copa Morelos 2016

Semblanzas de Morelos: Licenciado Octavio Salas

Originario de Ayutla, Guerrero, Octavio Arturo Salas Miranda llegó a Cuernavaca cuando apenas contaba con catorce años de edad. Es licenciado en Administración y Empresas, Auditor del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), coleccionista de antigüedades de varias partes del mundo, trabajador dentro del gobierno de Morelos durante varios sexenios y se recibió como Contador en la Facultad de Contaduría y Administración en la UAEM.

Octavio nació el 14 de enero de 1970, cursando sus estudios primarios y secundarios en su ciudad natal. Al llegar con su familia a esta ciudad, ingresó a la preparatoria del Colegio Cristóbal Colón con el padre Armando, con quien llevó muy buenas relaciones, ya que a pesar de ser tan inquieto, sabía calmar a los alumnos, a quienes organizaba en grupos de trabajo en beneficio del Colegio. Al terminar la preparatoria, continuó sus estudios superiores en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. 

Dentro de la Universidad tuvo una participación muy activa en la Federación de Estudiantes de la UNAM, donde se encontraban representadas todas las Facultades dentro de la universidad, en los momentos muy álgidos en esa gran institución, fue electo Presidente de la Sociedad de Alumnos de la Facultad de Contaduría y Administración, durante el comienzo del gobierno del Presidente de la República, licenciado Carlos Salinas de Gortari, cuando las opiniones de los estudiantes estaban encontradas por esos movimientos políticos en toda la nación.

 Terminó su licenciatura en 1990 y de inmediato se puso a trabajar como auditor interno de la Clínica número veinte del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde estuvo laborando durante más de un año.

El licenciado Salas, a pesar de sus intervenciones como activista estudiantil, siempre se inclinó más por la docencia que por la política. Sin embargo obtuvo puestos dentro del gobierno estatal, al ser llamado a trabajar en el gobierno de Don Antonio Rivapalacio en el área de Comunicación Social, donde se conocen los cambios sociales y los cambios comunicativos. Ahí estuvo durante dos años a las órdenes del licenciado Arturo Serrano. Después de cuatro años lo llamaron a laborar a la Procuraduría de Justicia del Estado en el departamento de auditoría.

Cuenta que desde ese tiempo le entró una gran pasión por la colección de antigüedades e incluso, tiene en su poder una de las piezas de una pintura del Siervo de la Nación: Don María Morelos y pavón, la que fue exhibida en la galería del Palacio Nacional de México, en 2010, con motivo de bicentenario de la Independencia de México.

Otra de sus piezas originales, es la cabeza en bronce de Octavio Augusto Cesar, encontrada a la entrada de la ciudad de Constantinopla, así como el retrato de Josefina, esposa de Napoleón Bonaparte, pintada en la Isla de la Martinica, en casa de sus padres. Estas y otras importantes piezas antiguas las piensa donar próximamente al municipio de la ciudad de Cuernavaca.

Estuvo integrado como Coordinador General de la policía a la Subsecretaría de Gobierno B en el sexenio del gobernador Jorge Carrillo Olea donde puso su renuncia para en 1997, para incorporarse al Corporativo CETEC “Centro de Estudios Técnicos de Computación”. 

Nos cuenta que este Centro de estudios fue fundado en Cuernavaca por los señores Huesca en 1977, quienes se instalaron en la calle Lerdo de Tejada 105 de esta ciudad, desde donde partió una corporación que se ha extendido a lo largo de cuarenta y tres años por todo el Estado de Morelos y por casi todo el País, donde cuentan con 48 planteles. En el Estado de Morelos, además de ofrecer los cursos de computación ofrecen los estudios de preparatoria e Inglés en la ciudades de Cuernavaca, Cuautla y Jojutla.

El licenciado Octavio Salas actualmente es Coordinador General de  Vinculación Empresarial de la organización, la cual realiza convenios de colaboración y apoyo a instituciones públicas y privadas para capacitar a jóvenes y adultos en las áreas administrativas en sistemas computacionales, en los niveles de preparatoria y licenciatura. Estos convenios de computación se han llevado a cabo con organismos como el Instituto Mexicano del Seguro Social, con la paraestatal: Petróleos mexicanos, con el Gobierno del Estado de Morelos, con los Laboratorios Baxter, la armadora de autos, Nissan Mexicana, con la Compañía Teléfonos de México (Telmex), el grupo “Univer” y varias otras corporaciones en el Estado.

Octavio tiene un horario muy apretado durante el día. Nos cuenta que se levanta a las cinco y media de la mañana, hace algunos trabajos de computación para presentarlos en su oficina, va al gimnasio y siempre se le ve salir a trabajar impecablemente vestido. 

Es miembro asiduo del Grupo Cultural “De la Bohemia”, que reúne a intelectuales, poetas, artistas y gente que le gusta nuestra música. Entre ellos están Roxana Zavaleta, Rudy Appleton, Jorge Ocampo, Álvaro Carrillo, Emiliana, Estela Barona, Víctor Carrillo, el cantante Román y todo aquel que quiera incluirse dentro del grupo, con alguna intervención artística. 

Dice que no canta porque le da coraje escuchar como él mismo destruye las canciones, pero le gusta declamar, lo que hace con muy buena memoria y con de mucho corazón.

Un personaje carismático, impecablemente vestido, profesor, coleccionista de piezas de la antigüedad, amante de la música, buen cantante y de una infinidad de actividades que le han dado plena satisfacción, ese es el Licenciado Octavio salas, quien nos enseña una historia llena de pasajes de lo más interesantes y sobre todo de amor al trabajo.

“Todo lo que he hecho ha sido aprender como gozar de cada minuto de mi existencia, cosa que he podido lograr”, dice con absoluta sinceridad.