Diario de Morelos
Copa Morelos 2016

Atril: Se mueven, luego existen

 
 

El futurismo electoral puede ser tachado de anticipado, pues la renovación de ayuntamientos, diputados locales y federales será hasta julio de 2013. Sin embargo existe, soterrado, ya que el calendario de los partidos comienza el día de la elección anterior. Por ejemplo las elecciones de ayudantes municipales, parte del tejido social de los partidos, de la estructura pie a tierra y de movilización en las jornadas comiciales. Junto con presidentes y representantes de ejidos y bienes comunales, personas destacadas de colonias y pueblos, maestras y profesores de escuelas públicas o privadas con influencia en las comunidades donde trabajan, e incluso sacerdotes católicos y pastores de sectas religiosas que suelen entrometerse en la política terrenal, los ayudantes municipales son considerados líderes naturales. De ahí su importancia para los partidos y los aspirantes a puestos de elección popular, y por ello mismo que no les representa un tema menor el resultado de las elecciones de los mismos que, plagadas de irregularidades en numerosas colonias, se realizó el 25 de marzo pasado. Con antelación a la sesión del cabildo de Cuernavaca que optó por lo práctico y desestimó las impugnaciones de Amatitlán, Chamilpa, Tetela del Monte y Acapantzingo, ayudantes y/o ex candidatos al cargo afines al alcalde suplente Rafael Cepeda Aguilar presentaron un documento a los propios concejales. Respectivamente de Chipitlán, Tetela y Amatitlán, José Pérez Delgado, Pedro Rivas Alonso y Fidel Antonio Martínez acusaron “la perversa intromisión del Gobernador (Graco Ramírez) a través del secretario general de Gobierno (Jorge Messeguer) y del hijo de éste (el diputado Jordi Messeguer) en la mezquina repartición de estímulos materiales y económicos para favorecer a planillas comprometidas con sus subsidiarios”. Mutuo propio pero evidente el hecho de ser considerados “gente de Cepeda”, los denunciantes advirtieron la repartición de “estímulos materiales” como una intromisión de Graco y los Messeguer “en los asuntos propios del Ayuntamiento que pueden ir preparando las condiciones para ganar (el PRD) la elección de consejos de participación social que habrá de llevarse a cabo en fechas venideras”. Encomillada la literalidad del documento y desechado por los regidores de militancia priista, al final es muestra de solamente uno de los episodios políticos hacia las elecciones de 2013 cuyos resultados tendrán que ver con las de 2018 y de manera destacada con el desenlace de la contienda por la gubernatura. Aspirante fallido a la candidatura del PRI a gobernador en la pasada elección, uno de los pretendientes priistas a la alcaldía de Cuernavaca y al cabo delegado de la Secretaría de Desarrollo Social, Jorge Meade Ocaranza hace, también, futurismo mediante la organización de sociedades civiles para repartirles recursos y meterlos en programas sociales. Se sirve del cargo que le otorgó su relación con Rosario Robles, la titular de la Sedesol a quien presumen los amigos del “Fraile” apoyó en Durango, cuando éste era delegado del CEN del PRI y la ex perredista andaba de capa caída tras su romance con el defraudador argentino Carlos Ahumada. Nada, pues, fuera de tiempo… ME LEEN MAÑANA.

 

[email protected]