Diario de Morelos
Copa Morelos 2016

Tarifazo: Riesgo social

Un estallido social como el que ocurrió en la década de los 70's en Morelos podría replicarse si el Gobierno del Estado avala la petición de los concesionarios del transporte público, quienes exigen el incremento del 61 por ciento a la tarifa mínima, para que pase de 5.50 a 9 pesos.


En 1975, estudiantes de las preparatorias Textiles Morelos y las dependientes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, particularmente la Número Uno “Bernabé L. de Elías”, obreros y ciudadanos en general, protagonizaron una lucha contra el aumento  en el transporte.
En su intento por reprimir el movimiento, el gobierno estatal provocó que los manifestantes quemaran al menos 2 unidades y retuvieran otras 40, hasta que se solucionó el conflicto.
El contexto lo narra Gabriel Rivas Ríos, integrante del Frente Único Estatal Contra el Alza a la Tarifa del Transporte Público (FUECAT): “Yo era estudiante de la preparatoria Textiles Morelos. Todo mundo participaba en las actividades. Los acuerdos de tomar y de quemar algunas fue porque hubo la amenaza de que iban a reprimir el movimiento”, recuerda.
El líder social recuerda que la situación que vivió la sociedad hace 37 años era similar a la que hoy padece. Dice que en ese tiempo la tarifa mínima era de 60 centavos, y que pretendían aumentarla a un peso. “Era un incremento similar como el quieren hacer ahora”.
Refiere que la Federación de Estudiantes de ese tiempo vendió el movimiento y aceptó el incremento bajo la condición de que a los estudiantes les otorgaran el 50 por ciento de descuento en su pasaje.
Aun así, a pesar de la decisión de los universitarios, dice que los sindicatos, colonos y estudiantes democráticos no desistieron y echaron abajo la tarifa de un peso. “Así continuó, y hasta entonces devolvimos las unidades retenidas en la prepa uno”, agrega.
Sin embargo, hoy, el presidente del Frente Universitario de la Ciudad de la Esperanza (FUCE), Iván Domínguez, asegura que no darán marcha atrás y que no aceptarán ni un solo centavo o peso de incremento a la tarifa mínima.
Asimismo, anuncia que sólo esperan el regreso a clases para agrupar a los 30 mil agremiados de escuelas particulares y universidades, para dar inicio a manifestaciones masivas.
“No vamos a aceptar ni 50 centavos de aumento a la tarifa, no lo vamos a aceptar; saldremos a las calles y vamos a echar para abajo cualquier intento de alza al transporte”, anuncia.
El estallido social está latente. Las primeras acciones ya iniciaron. Aunque el viernes, agremiados del Frente aplazaron su decisión de retener unidades al interior de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, para ejercer presión y echar abajo el incremento que exigen los dueños del transporte, no descartan que en otro momento la acción se realice.












Hazte fan de Diario de Morelos en Facebook y síguenos en Twitter para estar actualizado con las últimas noticias de Morelos, México y el mundo.

COMENTARIOS