Diario de Morelos
Copa Morelos 2016

Analizan permitir tarifazo a ruteros

El rechazo al aumento en la tarifa del transporte público con itinerario fijo ha  incrementado en organizaciones de estudiantes y en los habitantes en general, principalmente por las “pésimas condiciones en las que se encuentran las unidades”.


Lo anterior se confirmó tras las manifestaciones que han hecho  organizaciones de estudiantes y habitantes de la entidad, y por un sondeo  que realizó Diario de Morelos entre personas de distintos municipios.
“Está mal el incremento, las unidades que tienen no son para que cobren ese costo (de 9 pesos). Para pagar lo que ellos quieren tendrían que traer aire acondicionado y estar más confortables”, expresó José Luis Martínez, habitante de Cuernavaca.
Asimismo refirió que el incremento que están planteando los transportistas es excesivo, porque casi representa el 100 por ciento del costo actual.
El 22 de julio, el presidente de la Federación Auténtica del Transporte (FAT), Dagoberto Rivera Jaimes, declaró que antes de que salga la administración panista buscarían que se aprobara un incremento en la tarifa mínima del pasaje, ya que tienen un año platicando con el gobierno.
Cabe señalar que actualmente el costo mínimo en el servicio público es de 5.50 pesos, y los transportistas quieren cobrar 9 pesos, es decir, habría un incremento del 61.1 por ciento en la tarifa; o sea, a una persona le costaría 18 pesos ir a su trabajo y regresar, y en 30 días estaría gastando 540 pesos.
Tras la intención de los transportistas, el repudio de estudiantes y habitantes en general no se hizo esperar, ya que salieron a las calles a manifestarse y recabar firmas para oponerse, pues afirmaron que el servicio público es “pésimo”.
Posteriormente, el líder de la FAT, Dagoberto Rivera, expresó que los estudiantes y los discapacitados representan un peso para los transportistas.
Sin embargo, a pesar de la inconformidad de la población, el secretario de Gobierno, Óscar Sergio Hernández Benítez, dijo que la petición de incremento a la tarifa del transporte público es analizada actualmente, por lo que no se descarta que pudiera autorizarse en los próximos días.
 Además, refirió que no se aceptarán presiones por parte de los transportistas en este asunto.
Precisó que está revisándose el estudio socio-económico que hace algunas semanas fue entregado por los concesionarios del sector transporte con itinerario fijo (rutas).
“Lo estamos haciendo, como les digo, es un tema que ha surgido en los últimos días y, por supuesto, estaremos nosotros revisando todas las aristas que tiene este tema que, sin duda alguna, no es sencillo, no es popular; en próximos días estaremos dando nuestra opinión correspondiente”, comentó.
Hernández Benítez refirió que hasta el momento no hay una fecha exacta de cuándo se emitirá una respuesta a los líderes transportistas, puesto que se limitó a señalar que será en los próximos días cuando se resuelva este asunto.
“Habrá una respuesta al respecto, pero estamos revisando, estamos analizando el estudio”, reiteró al señalar que ninguna organización ciudadana se ha acercado al Ejecutivo estatal para expresar su rechazo al incremento a la tarifa del transporte público.
El secretario de Gobierno aseveró que de ninguna manera aceptarán presiones por parte del sector transporte para que se apruebe el incremento en este servicio, el cual podría pasar de los 5.50 a 9 pesos como tarifa mínima.
“Lo que se trata es que no sea una medida que se tome sobre las rodillas y que tampoco sea una medida que genere condiciones tan adversas para la población”, subrayó.
Hernández Benítez precisó que se revisan todas las consecuencias positivas y negativas que pudiera traer para los usuarios el tomar una determinación respecto a esta petición de los concesionarios.












Hazte fan de Diario de Morelos en Facebook y síguenos en Twitter para estar actualizado con las últimas noticias de Morelos, México y el mundo.

COMENTARIOS