Diario de Morelos
Copa Morelos 2016

¡Coyotean tianguis de autos!

Se conocen como “tianguis de autos”, en ellos se realiza la compra-venta de vehículos, sin restricciones, sin ley, sin inspecciones de autoridades. Los “coyotes” abundan, lo que incrementa el riesgo en el comprador, que únicamente busca invertir sus ahorros en un automóvil.


De acuerdo con el abogado penalista, Enrique Paredes Sotelo, la falta de una ley que regule estos establecimientos desprotege a los probables clientes y potencia el riesgo de que sean víctimas de fraude al adquirir los también llamados coches “calientes” o “chocolates”, que son robados o que fueron utilizados en algún tipo de delito, como  extorsiones y secuestros.
“Es un riesgo enorme el comprar ese tipo de autos, toda vez que la compra-venta entre particulares no puede avalar la autenticidad del vehículo (…). Considero que deben extremar precauciones al momento de comprar un carro de esta naturaleza”, refiere el jurista.
El ex agente del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Morelos (PJG), Luis Bryan Figueroa Fuentes, ahora sabe lo peligroso que resulta adquirir un automóvil en estos sitios.
Él fue detenido por la policía municipal, el 7 de marzo de 2012, cuando circulaba al volante de un automóvil Volkswagen-Jetta color plata, con placas del Estado de Morelos, por la calle 16 de Septiembre, en la colonia Acapantzingo, de Cuernavaca.
Su captura se dio luego de que Reina Rosales, quién se ostentó como la propietaria del vehículo lo identificó cuando transitaba por la zona. Tras el arresto, la mujer denunció que el automóvil también fue utilizado en el secuestro de su hijo, por el que pagó un rescate de 250 mil pesos.
Desde entonces, Bryan fue inhabilitado y separado de su cargo. Él narra en exclusiva a DDM su historia. “El problema es que la gente no tiene cómo blindarse en esta situación. Mi papá lo adquirió (el vehículo) en el tianguis de Tejalpa”.
“Ahí lo vio, y posteriormente quedó de verse días después con el vendedor para checar cuestiones mecánicas y descartar con la Policía Federal que el auto no contara con reporte de robo”, y así sucedió, Luis dice que el coche no apareció en el sistema de vehículos robados, por lo que su padre creyó haberlo adquirido de buena fe y sin ningún problema.
Sin embargo, fue acusado por la fiscalía del Ministerio Público por el delito de posesión de vehículo de procedencia ilícita. No obstante, hace unos días, magistrados del Tribunal Superior de Justicia determinaron su completa inocencia.
Aunque recuperó su libertad y quedó en espera de ser reinstalado en su cargo, Luis Bryan explica la amarga experiencia que pasaron en su familia.
“Sobre todo para mí que era funcionario en la procuraduría y me tocó la de malas. Ni siquiera era mi carro. Tenía 15 días que el mío se había descompuesto, y le dije a mi papá: ‘Préstame el tuyo, el que acabas de comprar’, y entonces me tocó esa situación”, añade.
De acuerdo con el jurista Enrique Paredes, los problemas legales como los que se enfrentó el ex servidor público y que le valieron la pérdida de su empleo, dinero y la devolución del vehículo, se podrían evitar si Morelos tuviera una ley o reglamento que establezca los protocolos y medidas de seguridad que garanticen que las operaciones entre clientes y vendedores lleguen a un término legalmente correcto.
“Como son compras entre particulares, no está reglamentado, entonces, cualquier persona puede, en un terreno baldío, ponerlo como tianguis, y sólo pagan el estacionamiento del vehículo”, añade.
EL RECUENTO EN CIFRAS
De acuerdo con información de la PGJ, no existen denuncias ni averiguaciones previas de 2011 a la fecha sobre fraudes relacionados con la compra de vehículos que cuenten con reporte de robo o que hayan sido utilizados para cometer ilícitos.
Sin embargo, en su informe de Denuncias Presentadas Ante Agencias del Ministerio Público que la PGJ envió a la Procuraduría General de la República (PGR), se detalló que de enero a diciembre de 2011, de los 8 mil 679 robos comunes que se cometieron con violencia, mil 889 fueron de vehículos; siendo los meses más activos noviembre y diciembre, con 206 hurtos.
En lo que respecta al robo de automotores sin ejercer la violencia, detalló que se contabilizaron un total de 2 mil 327 casos. Casi un 200 por ciento más de los que declaró con violencia. En este renglón, los meses en los que se observó mayor actividad del crimen organizado fueron julio, con 263; agosto, con 223, y octubre, con 208.
Por su parte, en enero de 2012, el director de la Oficina Coordinadora de Riesgos  de Bienes Asegurados, S.C. (OCRA), Mario Crosswell Arenas, dio a conocer que de enero a noviembre de 2011 aumentó el robo de vehículos en Morelos más de un 4 por ciento, al registrar una cifra superior a los mil 285 vehículos robados.
Agregó que años atrás, en 2009, 9 de cada 10 vehículos robados eran desvalijados para la comercialización de autopartes, mientras que hoy en día, en comparación con dicha cifra, 5 de cada 10 automóviles son utilizados por el crimen para cometer delitos como secuestros, extorsión, ejecuciones, entre otros.
En este renglón, indicó que los autos preferidos por los integrantes de la delincuencia organizada para huir y cometer atracos son los tipo Pick up, el Jeep Grand Cherokee, la X-Trail, Suburban, Bora, Mercedes Benz y el Tsuru.
Según fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, en el Estado de Morelos a diario se registran siete robos de vehículos, de los cuales cuatro de ellos ocurren con lujo de violencia.












Hazte fan de Diario de Morelos en Facebook y síguenos en Twitter para estar actualizado con las últimas noticias de Morelos, México y el mundo.

COMENTARIOS