Siguenos en
    Redes Sociales

Regresa Édgar Tamayo a su casa; Miacatlán

Miacatlán.-Intentó ser fuerte mientras veía pasar el ataúd con el cadáver de su hijo pero no pudo. Apretó los puños, pero la tristeza doblegó su fuerza de voluntad. No pudo más, y poco a poco se ablandó el rostro duro de don Héctor Tamayo, quien bajó la mirada y caminó a prisa para recibir el féretro de Édgar en la entrada de su casa.

Ayer, en Miacatlán, Morelos, la gente no durmió. Inclusive, hasta hoy aún siguen con día y medio de velorio en el que rezan a Dios para que se apiade del alma de su paisano Édgar Tamayo Arias y encuentre la paz eterna.

Más que llanto y dolor, el ambiente en la casa de los Tamayo fue de resignación. Tendido en un ataúd color caoba, pero de metal, cuatro velas, una en cada esquina rodearon a Édgar. En dirección hacia su cabeza, colocaron una fotografía reciente en la que el sonreía como todos los años que estuvo en prisión: con la mano al teléfono, detrás de cristal en el área de visitas.

El director del Instituto de la Educación del Estado de Morelos (IEBEM), Fernando Pacheco Godínez, dijo que existe la posibilidad de una tercera convocatoria extraordinaria que cubra las vacantes de maestros en el nivel primaria.

La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coprisem) exhortó a los municipios a evitar la instalación de puestos de comida en los alrededores de escuelas públicas.

Es sin duda uno de los más sabrosos antojos para celebrar el ‘Día de la Candelaria’ o en los ‘Días de Muertos’; lo mismo en hoja de plátano o con envoltura de cáscara de maíz, de norte a sur representan un rico platilllo de la cocina mexicana.