Siguenos en
    Redes Sociales

Regresa Édgar Tamayo a su casa; Miacatlán

Miacatlán.-Intentó ser fuerte mientras veía pasar el ataúd con el cadáver de su hijo pero no pudo. Apretó los puños, pero la tristeza doblegó su fuerza de voluntad. No pudo más, y poco a poco se ablandó el rostro duro de don Héctor Tamayo, quien bajó la mirada y caminó a prisa para recibir el féretro de Édgar en la entrada de su casa.

Ayer, en Miacatlán, Morelos, la gente no durmió. Inclusive, hasta hoy aún siguen con día y medio de velorio en el que rezan a Dios para que se apiade del alma de su paisano Édgar Tamayo Arias y encuentre la paz eterna.

Más que llanto y dolor, el ambiente en la casa de los Tamayo fue de resignación. Tendido en un ataúd color caoba, pero de metal, cuatro velas, una en cada esquina rodearon a Édgar. En dirección hacia su cabeza, colocaron una fotografía reciente en la que el sonreía como todos los años que estuvo en prisión: con la mano al teléfono, detrás de cristal en el área de visitas.

Durante tres días, Papá Noel llevó alegría y diversión a cientos de niños quienes se tomaron la foto con él. Busca la galería en www.diariodemorelos.com/santarosa

A más de 240 millones de pesos asciende la inversión en mercados que se realizó en 2014 y que se consolidará en 2015 con la intervención que se realizará en el “Adolfo López Mateos”.

El Obispo Ramón Castro Castro pidió a los feligreses albergar a Jesús en sus corazones y desterrar aquellos sentimientos que sólo hacen daño.