Siguenos en
    

Regresa Édgar Tamayo a su casa; Miacatlán

Miacatlán.-Intentó ser fuerte mientras veía pasar el ataúd con el cadáver de su hijo pero no pudo. Apretó los puños, pero la tristeza doblegó su fuerza de voluntad. No pudo más, y poco a poco se ablandó el rostro duro de don Héctor Tamayo, quien bajó la mirada y caminó a prisa para recibir el féretro de Édgar en la entrada de su casa.

Ayer, en Miacatlán, Morelos, la gente no durmió. Inclusive, hasta hoy aún siguen con día y medio de velorio en el que rezan a Dios para que se apiade del alma de su paisano Édgar Tamayo Arias y encuentre la paz eterna.

Más que llanto y dolor, el ambiente en la casa de los Tamayo fue de resignación. Tendido en un ataúd color caoba, pero de metal, cuatro velas, una en cada esquina rodearon a Édgar. En dirección hacia su cabeza, colocaron una fotografía reciente en la que el sonreía como todos los años que estuvo en prisión: con la mano al teléfono, detrás de cristal en el área de visitas.

Con el objetivo de terminar a la brevedad el proyecto que se ubica en el paso de la pista por el Polvorín, anuncian cortes de circulación entre semana. Ayer comenzaron y por momentos se congestionó la autopista...

Da a conocer la Asociación Estatal de Padres de Familia (Aepaf) que los 62 millones de pesos que se emplearían para erradicar las cuotas escolares de los centros educativos del nivel básico del estado de Morelos, sólo lograron disminuirlas, pero no terminaron con ellas.

Inician en un balneario ejidal talleres con 110 niños de 8 a 10 años; el objetivo es erradicar el consumo de drogas y alcohol entre este sector de la población.