Siguenos en
    Redes Sociales

Don Juvencio: Orgulloso de ser franelero - En mi ciudad

Por Julio Rutiaga
Julio.rutiaga@diariodemorelos.com

"Pensaba yo que no iba a poder sobre vivir, pero gracias a Dios ya llevo trabajando aquí una año y me siento feliz", con una sonrisa de satisfacción, expresa, don Juvencio Amador Chávez, de 71 años de edad, quien actualmente trabaja como franelero, a las afueras de una cadena comercial, ubicada en avenida Morelos, en la colonia Centro de Cuernavaca.

Juvencio se desempeño en diferentes oficios obrero, agente de cobranzas, entre otros, pero con el tiempo los requisitos eran mayores, "en los empleos pedían preparación y nunca la tuve", así que se dio a la tarea de buscar otro tipo de empleo, "comencé a trabajar aprendiendo pintura, echando barniz en diferentes lugares, yo le trabaje a dos que tres arquitectos, y alcanzaba para ir de vacaciones hasta una semana, invitar a mi familia salir, a comer y a divertirnos un rato", Así vivió, por varios años, pero a sus 70 años, no es fácil encontrar empleo, "Actualmente como mi edad es avanzada ya prácticamente no se puede conseguí trabajo".

Después de quedar desempleado intento buscar trabajo "Antes de llegar aquí fui a varias obras a buscar trabajo, de pintura, yo se pintar, se barnizar, puedo hacer aseó estoy acostumbrado a la obra", pero siempre obtuvo la misma respuesta, no ya estamos con personal completo dese una vuelta.

La necesidad de mantener a su familia, le da la fuerza para trabajar "Mi esposa que ya tienes 68 y tengo una niña de crianza de 16 años, y de aquí de lo que las personas bondadosamente me dan, me alcanza a duras penas para pode sobre vivir".

Los primeros días pensaba que no iba a poder sobrevivir, pero gracias a su esfuerzo se ha ganado la  confianza de gente, "muchas personas me conocen, y me dicen hay le dejo mi carrito, me siento útil", afirma que aun hay personas bondadosas, "hace un rato vino la señora Elsa Aguirre, y siempre que viene le ayudo a subir las escaleras, la ayudo a bajar de su carro y ahorita vendito dios me dio 100 pesitos, y así hay otros, que cinco que diez.

Amador Chávez afirma no tiene horario para llegar, pero siempre se va a la misma hora, "puedo llegar a las nueve o diez, pero para salir, si me voy a las 9 de la noche, con lo que halla reunido con eso yo me voy". Afirma que el vive de la dadiva de las personas, aunque no todos lo hacen, "hay persona que solo dicen a dios gracias y hasta luego, y yo como siempre sonriendo.

La Oficialía del Registro Civil número 1 del Ayuntamiento de Cuernavaca, unió en matrimonio a Karla Castillo y Marlenne Vázquez.

Celebran comerciantes en grande los 50 años de servicio del mercado Adolfo López Mateos de Cuernavaca. En misa oficiada por el Obispo Ramón Castro Castro se hizo un llamado a trabajar con unidad; también hubo más promesas de funcionarios en turno, para brindar mejoras al centro de abasto.

Empleados de la proveedora de servicios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) realizan el cambio del sistema de pago tradicional al de programado a través de tarjeta inteligente, sin la autorización de los clientes de la antes paraestatal.