Siguenos en
    

Diversidad, siendo feliz en el cuerpo equivocado

julio rutiaga

julio.rutiaga@diariodemorelos.com

temixco, MORELOS 

Al caer la noche, Xiomara pinta sus ojos con delicadeza. Una luz tenue resalta el contorno de sus labios; un vestido ajustado y corto, cubre su cuerpo de hombre atrapado en el sentimiento de una mujer desde hace casi dos décadas.

Xiomara es un transexual considerado como escort, evita riesgos en la calle y elige la Web para ofrecer sus servicios.

No siempre se ha dedicado a la prostitución; antes estudió belleza y hasta tuvo un salón, pero los ingresos no eran suficientes, así que cambió de oficio.

“La economía bajó, el empleo, sin trabajo, tenía mi negocio, pero realmente no funcionó y pues tuve que meterme a esto”, dice.

A pesar de no tener mucho tiempo en la profesión, afirma que hay días buenos; “en un día me he ganado hasta cuatro mil pesos”, y comenta que la mayoría de sus clientes son hombres de edad avanzada, y que muchas veces sólo le piden ir a tomar una copa.

Pero no todo es fácil, los riegos siempre están latentes; en una ocasión fue víctima de la delincuencia; “me asaltaron a punta de pistola, me golpearon y ultrajaron”.

Pero prefirió no denunciar, por miedo a que hubiera represalias o ser ignorado por su condición.

Xiomara vivió una infancia normal; fue a los 6 años cuando percibió que le gustaban los niños, y hasta le llegó a comentar a unas de sus hermanas que cuando cumpliera 18 quería verse como mujer.

“A los 15 años decidí meterme a un tratamiento hormonal. Así detuvo parte de su desarrollo; sus senos aumentaron de tamaño, pero su voz no cambió.

El apoyo de familia es fundamental para Xiomara, pero asegura que en un principio no fue fácil para sus papás; “la que tardó en superarlo fue mi mamá”.

Sus padres le enseñaron a trabajar para ganarse la vida, algunas en la herrería de su padre, y a su madre en las labores del hogar, “le ayudo a barrer, a trapear, me ha dicho que si quería ser mujer, tenía que hacer lo que ella me mandara.”

“Estoy muy contenta y feliz por ser quien soy, a mis 24 años, no me arrepiento”, concluye.

Con el objetivo de terminar a la brevedad el proyecto que se ubica en el paso de la pista por el Polvorín, anuncian cortes de circulación entre semana. Ayer comenzaron y por momentos se congestionó la autopista...

Da a conocer la Asociación Estatal de Padres de Familia (Aepaf) que los 62 millones de pesos que se emplearían para erradicar las cuotas escolares de los centros educativos del nivel básico del estado de Morelos, sólo lograron disminuirlas, pero no terminaron con ellas.

Inician en un balneario ejidal talleres con 110 niños de 8 a 10 años; el objetivo es erradicar el consumo de drogas y alcohol entre este sector de la población.