compartir en:

México.- La Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (Seciti) presentó un proyecto para aplicar tecnología solar fotoquímica que degrada contaminantes en agua de lluvia y así permite que ésta sea de calidad, el cual beneficiaría a tres delegaciones capitalinas. 

Ello deriva de la problemática relacionada con el tratamiento de agua y abastecimiento sustentable para su uso en distintas zonas de la Ciudad de México, indicó en un comunicado.

El trabajo denominado “Abastecimiento de agua tratada in situ mediante procesos solares fotocatalíticos”, que cuenta con el apoyo de esa dependencia por tres millones 280 mil 200 pesos, está dirigido a escuelas primarias de la delegación Iztapalapa, granjas urbanas para la cosecha de peces en Cuajimalpa, y en inmuebles residenciales sustentables de Benito Juárez.

Al respecto, el director de Desarrollo Científico y Tecnológico de la Seciti, Bernardino Rosas Flores, explicó que se trata de aplicar y transferir una tecnología que utiliza los rayos ultravioleta de la energía solar para activar un reactor fotocatalítico y depurar el agua pluvial.

Señaló que en algunas escuelas, los padres de familia deben recoger a sus hijos en el lapso que se les asigna para recreo, para que cubran sus necesidades sanitarias en sus hogares, ya que no hay suministro de agua en el plantel.

Refirió que los responsables del proyecto que contempla beneficios económicos y ambientales en las escuelas de Iztapalapa son los investigadores del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Rafael Almanza Salgado y Fabiola Méndez Arriaga.

Mientras que en Cuajimalpa los productores de los pueblos expusieron su preocupación por no contar con sistemas de control de calidad del agua que “cosechan” de la lluvia, lo que provoca la muerte de peces.

En tanto, en Benito Juárez se incrementa una actividad inmobiliaria reciente e intensiva, por el número de viviendas y el “concepto” con el que surgen estos proyectos, en los que, el cuidado del medio ambiente es empleado como estrategia de mercadotecnia en los citados desarrollos inmobiliarios, destacó el científico.

En dichos casos, los investigadores contactaron a los directivos y habitantes para exponer los beneficios del sistema, los cuales además de económicos, son ambientales.