Siguenos en
    

Quieren clases, y no huelga

Cuernavaca, MORELOS.- Miembros de la Federación Estudiantil Universitaria de Morelos (FEUM) marcharon ayer e iniciaron la presentación de amparos ante el Juzgado Cuarto de Distrito en Cuernavaca, para impedir que los trabajadores administrativos tomen las aulas escolares en caso de que estalle la huelga en la primera semana de febrero.
Alrededor de las 11:00 horas, previo a la presentación de los amparos, un contingente de unos mil 200 estudiantes, caminó desde el campus norte, ubicada en Chamilpa.
Caminaron por la Avenida Universidad hasta la Glorieta de Emiliano Zapata. Tomaron el Bulevar Heroico Colegio Militar con dirección a la Paloma de la Paz y siguieron por la Avenida Domingo Diez y Poder Legislativo, donde se desviaron hacia Río Mayo para terminar en los tribunales de la Ciudad Judicial.
El presidente de la federación estudiantil, Fermín Esquivel Díaz, informó que presentaron unos mil amparos, y que en el transcurso de este día tramitarán 1,800 más.
“Buscamos que la justicia federal ampare y proteja nuestro derecho a la educación. Entendemos que la dinámica que tiene la universidad donde se encuentran en pláticas de negociaciones pudiera no llegar a buenos términos”, refirió en entrevista el presidente de la FEUM.
Agregó: “Porque vemos muy enconadas las posturas por ambos lados y creemos que esto traerá por consecuencia que en la primera semana de febrero estallaría la huelga”.
Fermín Esquivel, recordó, que hace 10 años cuando estalló la huelga en la Universidad Autónoma de Morelos (UAEM), las instalaciones permanecieron tomadas por más de tres meses, lo cual violó el derecho a la educación de miles de jóvenes de preparatoria y universidad que no pudieron recuperar clases, e inclusive se quedaron sin empleos.

COMENTARIOS