Siguenos en
    Redes Sociales

La higiene evita infecciones gastrointestinales

Vómito, la fiebre, el rechazo de alimentos, la diarrea y la deshidratación son los principales síntomas que registran los niños menores de cinco años ante un cuadro de infección gastrointestinal.

La doctora Sofía Araceli Leyva Jiménez, Gastroenteróloga pediatra del Hospital del Niño y Adolescente Morelense (HNAM), explicó que los niños de uno a cinco años son el grupo más vulnerable, porque si el problema gastrointestinal no es atendido puede provocar una deshidratación severa y poner en riesgo la vida de los pequeños.

La especialista dijo que cuando la deshidratación es grave el niño pierde muchos líquidos y su orina disminuye por lo que aumenta el ritmo cardiaco y entonces sucede que el corazón pierde fuerza para bombear sangre al resto de los órganos. En estos casos puede presentarse un choque (hipovolémico) y provocar la inactividad de los órganos y en consecuencia el fallecimiento del paciente.


COMENTARIOS