Diario de Morelos
Copa Morelos 2016

CARTA ABIERTA: Hoteles a reventar el 13 y 14…

Pregunta ingenua: ¿Qué busca el obispo Castro Castro..? ¿A qué fue Ramón Castro Castro a asomarse, pasear y asolearse durante la manifestación de Alejandro Vera y sus huestes de la UAEM frente a Palacio de Gobierno..? Ni duda cabe, al descuidado pastorcito de la grey católica, quien tiene hecho un galimatías el Santuario de Tepalcingo junto con las reliquias robadas de ese lugar y la de Tlaltenango, mucho se ocupa de meterse en los vericuetos de la política, olvidando la responsabilidad de su encargo como evangelizador… Recordemos que tras el asesinato de Gisela Mota en Temixco, Ramón también aprovechó los reflectores para significar su presencia… ¡Cuánto protagonismo..! ¿Querrá ser Candidato para algo en el 2018..? ¡Él sabe que políticamente es rentable..! ¿Le entrará..? ¡Ya sabemos que eso de las leyes que impiden, en cuestión electoral, son pura vacilada! ¡Ahí tienen candidato los partidos miseria..!

Postal: ¡De pichones..! Según los datos que proporcionan los hoteleros, los espacios correspondientes a moteles estuvieron a reventar y con límite de tiempo para las estadías, en el curso del sábado 13 y domingo 14 de febrero, por aquello del Día del Amor y la Amistad… Mercado es mercado, carne es carne, sexo es sexo y comercio es comercio, pues a final de cuentas entre pretendientes, novios, amantes y los subyugados por un ratón, se fueron a desahogar sus arrumacos con todo lo demás, sin importar la cuestión de género, pues lo mismo, según las infidencias, le entraron ellas con ellas, ellos con ellos y ellas o ellos con ellos o ellas… Conste, no es juego de palabras, sino la pura realidad frente a lo cual algunos de los dueños de los cuartitos aprovecharon la oportunidad para aumentar costos y hacer su agosto en febrero, como también lo hicieron los vendedores de todo lo relacionado con la fecha entre florerías, globeros, perfumerías, accesorios de moda, aparatos electrónicos, de telefonía, peluches y desde luego, los restauranteros cuyas mesas, afortunadamente para ellos, la gran mayoría se vieron saturadas… Ni duda cabe, el cupido mercantilista por el Día de San Valentín, año con año deja mejores y mayores ganancias a quienes por tradición, gusto, convivencia o incorporación, aprovechan la fecha… ¡La razón o el pretexto lo son, la fragilidad del amor y la amistad..!

Piquete: ¡Chispas-maquinitas..! El nombre de chispas le viene a modo a los tugurios donde se manejan en condiciones de libertinaje, las maquinitas que precisamente le chispan su lana a todos los tontos e ingenuos enviciados, de prácticamente todas las edades que concurren a los bien llamados casinitos, que como desplumaderos, por cientos operan a lo largo y ancho del Estado sin que haya gobierno ni autoridad de ningún nivel que vigile, ordene y revise este tipo de robaderos que desde la clandestinidad visible, con todo libertinaje operan en Morelos… ¿Dónde está la autoridad municipal por aquello de los permisos o licencias de funcionamiento para este tipo de comercios que funcionan en los 33 municipios..? ¿Dónde está la autoridad del Gobierno del Estado a través de su Dirección de Gobernación o cómo se llame, para frenar, dar órdenes o pedir oficialmente a la autoridad federal que corresponda, que hagan una batida de estos desplumaderos..? Y finalmente, ¿dónde está el Gobierno Federal con su flamante Secretaría de Gobernación y la Procuraduría General de la República para frenar, cerrar o lo que se tenga que hacer con estos casinos disfrazados de juegos aparentemente inocuos, que envician, envenenan y embrutecen con sus juegos y todo lo ilegal que ahí transita y se vende a quienes forman parte de su clientela cautiva..? Son miles, sino es que millones de pesos los que anualmente se les roban o despluman en el marco de la clandestinidad tolerada o legalizada por el Gobierno, a quienes van a esos lugares dizque para entretenerse, apostar y jugarse lo mucho o poco que tengan económicamente hablando, con la ilusa idea de que les van a ganar a las maquinitas y a sus desplumadores… ¡Ahí se la dejamos a los del Gobierno que hemos mencionado, pues ni duda cabe, frente a cuestiones de este tipo, resultan ser sólo simuladores…