Diario de Morelos
Copa Morelos 2016

Bajo la lupa: El nuevo diputado

Impresionante resultó la dolorosa lesión de Marc Crosas, durante el encuentro entre la “Máquina Celeste” y el América. Se produce tras recibir una zancadilla y un empujón por parte de Rubens Sambueza. Es una falta de rutina que, desgraciadamente, terminó en ruptura del ligamento cruzado del pundonoroso volante español. No daba, según mis cuentas, ni para tarjeta amarilla que, en caso de concederse, hubiera derivado en la expulsión de Rubens por acumulación.
Cuántas veces vemos entradas arteras o planchas asesinas y el jugador se levanta y sigue adelante. El propio Crosas ha eximido de culpa al americanista al considerar que no hubo dolo o deseos de lastimar. En las redes sociales se pide la inhabilitación de Sambueza e incluso su cabeza en ‘chilpachole’. Habla la pasión más que la razón.
Por supuesto que es una pérdida significativa y dolorosa para un cuadro que anda de capa caída, pero sobre todo para un profesional íntegro y magnífica persona como el catalán. Alguna ocasión fui a dar una plática sobre arbitraje y valores a los integrantes de la U. de G. y de los elementos que mejor impresión me causaron, fue precisamente el señor Crosas a quién desde aquí, le deseo una pronta y feliz recuperación.
En un canchero está convertido Paco Chacón. Es cierto que cuenta con la aprobación de la mayoría de los jugadores, pero eso no le da derecho a quebrar las reglas de juego. Dirigió Veracruz vs Monterrey y debió echar a Edwin Cardona por atizarle un pisotón a Paganoni, así como al “matute” García quién le pegó un cachetadón al colombiano. Los dejó en tibias amarillas.
El nuevo diputado de las canchas es el señor Nahuel Guzmán, guardameta de los Tigres. El puesto que dejó vacante el “Cuau”, hoy flamante presidente municipal de mi ciudad, Cuernavaca, Morelos, lo ha tomado el argentino en cuanto al fuero. Vale la pena recordar que hace un par de semanas fue expulsado por Francisco Chacón por insultos. Luego le dijo que estaba loco y lo insultó hasta el cansancio. La H. comisión disciplinaria lo sancionó solo con un juego de suspensión.
Ahora, en su partido frente a Querétaro, le comete un penal al “Tito” Villa, tan grande que no encuentro la forma de defender al silbante Roberto Ruíz Jácome, en lo que debió sancionarse con la falta y la expulsión. Seguramente el silbante prefirió ahorrarse el numerito y como el partido estaba resuelto a favor de los de casa, fingir que no vio lo que está obligado a ver. Tiene que aprender a ganarse un sitio el señor Ruíz.
El problema radica en que los propios árbitros son los que les conceden privilegios especiales a estos nuevos “diputados” del futbol. En el momento que apliquen la regla a rajatabla y sean concisos, precisos y veraces a la hora de elaborar el reporte, no habrá ni disciplinaria ni poder humano que se atreva a dejar sin sanción a estos majaderos. Quieres que te respeten, pues date a respetar.












Hazte fan de Diario de Morelos en Facebook y síguenos en Twitter para estar actualizado con las últimas noticias de Morelos, México y el mundo.

COMENTARIOS