Siguenos en
    Redes Sociales

¿Quieres poner un negocio?

Iniciar un negocio propio es una de las motivaciones que tienen aquellas personas que, durante años, a través de su esfuerzo, han ahorrado determinado capital o que, luego de jubilarse, buscan ocuparse en algo. Pero el miedo a perder su dinero en una mala inversión es una de sus principales preocupaciones al momento de decidirse poner su comercio.

Por esta razón, muchas personas se quedan en el intento de poner a “trabajar” su patrimonio, al pensar que no tienen la suficiente experiencia ni conocimiento. Pero para lograr que este sueño se concrete, sólo hay que poner especial atención en las recomendaciones que hacen especialistas. 

 

Algunos consejos

Como toda decisión importante, primero se debe saber a exactamente cuánto asciende tu presupuesto y si te alcanzará para el tipo de establecimiento que deseas; de no ser así, una opción es solicitar algún préstamo en una institución financiera. Aunque, para empezar a disfrutar de tus ganancias a corto plazo, lo mejor es no hacerlo, así no tienes que estar pagando durante meses.

Sin embargo, si requieres solicitar un crédito, debes saber que para ser acreedor a un financiamiento depende mucho de tu calificación crediticia. Para ello, es recomendable que aproveches mientras sigas trabajando, pues tu calificación disminuye rápidamente una vez que dejas de percibir un sueldo.

Éste es uno de los errores que comete gran parte de los nuevos empresarios, quienes, al inicio del proyecto del negocio, dejan su empleo para dedicarse de lleno, olvidándose que  este ingreso extra es la diferencia entre dejarlo caer o verlo crecer.  

Pero si ya estás jubilado o si ya cuentas con el presupuesto y sabes en lo que quieres invertir, un paso importante es conocer más sobre el negocio que quieres poner. Puedes acercarte a las personas que tengan su negocio propio para que te cuenten su experiencia y tomes una idea de lo que afrontarás.

Considerando lo importante de invertir inteligentemente, Tu Bolsillo tiene para ti algunos aspectos que debes tomar en cuenta a la hora de iniciarte como empresario. 

 

Condusef recomienda

Reflexiones  financieras

Siguiendo con las recomendaciones de Condusef, hoy se aborda también el tema de bancos y una parte de seguros de vida. 

Parte 2

 

  • ¿Cómo se reparten las cantidades a los beneficiarios? En el contrato celebrado con el banco, el titular de la cuenta establece los porcentajes que serán entregados a cada una de las personas que designó como beneficiarios. El Artículo 56 de la Ley de Instituciones de Crédito, indica que en caso de fallecimiento del titular, la institución de crédito entregará el importe correspondiente a los beneficiarios que el titular haya designado expresamente por escrito para estos fines.

 

  •  ¿Cómo se designan a los herederos si el titular no realizó su testamento? En este caso, deberá iniciarse un juicio llamado sucesión legítima, en el que un juez dictará una sentencia indicándole al banco quiénes son los herederos legítimos del titular de la cuenta para que les entregue el restante de las cantidades que se encuentran aún depositadas en la cuenta, de acuerdo a lo que a cada uno, por sucesión legítima, le corresponda.

 

Sobre seguros de vida

Por otra parte, cuando una persona es usuaria de crédito vía tarjeta de crédito, o crédito hipotecario y llegara a fallecer, el seguro de vida asociado a ese producto financiero (tarjeta de crédito o crédito hipotecario) liquida el monto de la deuda. Verifica que la tarjeta de crédito que utilices o el contrato de crédito que hayas suscrito tengan asociado un seguro de vida. En caso de deceso del acreditado, notifica el hecho al banco que corresponda, presentando el original del acta de defunción y el número de contrato o de tarjeta de crédito que se trate.

 

  • Es muy importante que te informes adecuadamente sobre cómo designar a tus beneficiarios y que te expliquen correctamente qué pasa si no haces la designación de los beneficiarios o si ésta se realiza de manera incorrecta. Recuerda que la empresa aseguradora pagará la suma asegurada que se especifique en el contrato de seguro, a aquella o aquellas personas que hayan sido designadas como beneficiarios por el asegurado.

 

  • No importa si ya designaste tus beneficiarios al momento de contratar la póliza, en todo momento podrás cambiar los beneficiarios o, en su caso, agregar otros mediante un escrito a la aseguradora y que ésta realice el endoso correspondiente.

 

  • Es importante que sepas que para el cobro de la indemnización, en el caso de que no designes beneficiarios en tu póliza y no hayas otorgado tu testamento, tus herederos deberán iniciar un procedimiento legal llamado sucesión legítima, en donde un Juez designará a los beneficiarios que tendrán derecho a recibir la indemnización del seguro.

 

  • La designación de beneficiario le atribuye a esa persona el derecho de reclamar el importe de la suma asegurada, de manera que son ineficaces las designaciones que se hagan con el propósito de que una persona cobre la suma asegurada y se la entregue o administre a otra persona.

 

Infonacot se suma a ‘El Buen Fin’

El Infonacot se sumará al programa “El Buen Fin”, que se llevará a cabo del 16 al 19 de noviembre. El Instituto espera otorgar créditos por más de 150 millones de pesos, con los que ofrecerá hasta un 15 por ciento de descuento, en tasa de interés, en las compras que realicen sus clientes.