Siguenos en
    

TESTIMONIO: ‘Historia de dos ciudades’

Es el título de la obra de Charles Dickens   (1812/1879), destacada  figura de la literatura universal.  Otras obras de su autoría son: “David Copperfield”, “El Hijo de la Parroquia”, “Almacén de Antigüedades”; y así sucesivamente. En  “Historia de dos Ciudades” Dickens describe en forma magistral las condiciones de vida de los habitantes de las ciudades de Londres, Inglaterra y de París, Francia. Prevalentes durante la segunda mitad del siglo XVIII. En ese tiempo, tuvieron lugar dos acontecimientos que cambiaron  el rumbo de la historia universal  contemporánea, a saber:  1º.- El inicio de la guerra de independencia de las 13 colonias de Estado Unidos de Inglaterra (4 de julio de 1776)  y el comienzo de la Revolución Francesa, con la toma de la Bastilla (14 de julio de 1789). Dichos fenómenos políticos promovieron el advenimiento de la libertad de los pueblos  y el nacimiento de la democracia ciudadana; ambos dentro de la libertad humana de pensar, hablar, escribir...   En la “Historia de dos Ciudades”, dos personajes son figuras centrales: 1º la del inglés Sidney  Carton, bohemio,  dicharachero, simpático; 2º la del noble francés, conde  Jean Dupuis.  El  terror de 1794 fue encabezado por el célebre  revolucionario, presidente de  la Convención  y jefe de gobierno, Maximiliano Robespierre (1756/1794). Hizo funcionar la guillotina durante las 24 horas  para decapitar a sus enemigos políticos, entre  ellos a George Jacques Danton, fogoso orador; a Camilo Desmoulins, organizador de las galerías del Gimnasio, sede de la Convención;  a  Carlota Corday:  “Libertad, libertad, cuántos  crímenes se cometen en tu nombre”.  
La guillotina funcionaba las 24 hora del día, también decapitando a miembros de la nobleza francesa. El conde Dupuis fue aprendido para pasarlo por  la guillotina. Sidney Carton era un  bohemio inglés,  dicharachero y simpático; era un buen amigo del conde; enterado de su detención, la noche anterior a su ejecución, logró penetrar a la celda de la Bastilla para visitarlo, allí intercambiaron sus ropas entre sí y el conde, disfrazado con la modesta ropa de Sidney Carton, logró burlar la vigilancia de los guardias, escapando de la prisión. A la mañana siguiente,  Sydney  Cartton fue guillotinado como conde Dupuis. Éste es  uno de los más hermosos ejemplos del valor de la amistad, representada por dos personajes mediante la historia de dos ciudades.
Aun cuando serían dos tiempos diferentes, existe un cierto paralelismo equivalente entre las dos ciudades más importantes de la entidad morelense: Cuernavaca y Cuautla. 1º Cuernavaca  fue sede de los pobladores originales tlahuicas;  la pirámide de Teopanzolco quedó como un valioso testimonio de su permanencia en el valle de Cuauhnáhuac. 2º El hecho de que Hernán Cortés haya fijado su residencia en esta ciudad le dio una singular relevancia  como sede del marquesado del Valle de Oaxca, que se extendía desde Coyoacán, DF, hasta ocupar todo  el territorio del Itsmo centroamericano, hasta Panamá. 3º De un poblado común y corriente, durante el virreinato de la Nueva España, Cuautla pasó a ocupar un relevante lugar en la historia de la guerra de Independencia de España 1810/1821, debido a la resistencia de las tropas insurgentes comandadas  por el generalísimo José María Morelos y Pavón, luchando  contra el acoso del Ejército Realista del gral. Félix José María Calleja. PRONUNCIAMIENTOS:  El pasado  no puede cambiarse;  sólo  puede interpretarse, mirándolo hacia adelante, mediante tres factores irreductibles: 1º territoriales, en su geografía, climatología, edafología.  2º Poblacionales en su demografía, antropología, humanidades. 3º En su gobierno legislativo, democrático, plural, cultural. Existen apreciables instrumentos de la ciencia y  tecnologías, a ser aplicadas para realizar  estudios a profundidad para obtener las mejores respuestas para  el promisorio futuro de las dos ciudades morelenses y, para el caso, para las 836 localidades de la entidad. Es cuanto.  

baldovinos@uaem.mx