Siguenos en
    Redes Sociales

Secuestro y acusación

El secuestro del regidor del PAN de Cuautla y Secretario General de ese instituto político no es cosa menor; políticamente hablando, es un verdadero problema para el gobierno del estado.

Al parecer, por información que circula en Radio Pasillo, el secuestrador es alguien de la familia del suplente, que está empeñado en ser titular; pero, como están las cosas en el estado, no se puede confiar en que un chisme sea una realidad.

Aparentemente, el exceso de violencia y la gran cantidad de gente que se aplicó en el secuestro nos dicen otra cosa. La verdad que el asunto es una papa caliente, no sólo porque se trate de un regidor  y miembro del PAN, sino porque es un ser humano que tiene derecho a la libertad que todos tenemos, y privarlo de ella es un verdadero atentado contra los derechos humanos.

Sin duda, el delito de secuestro sigue en Morelos y ha aumentado cada día, y el problema es peor porque noticiosamente nos estamos acostumbrando a tener este tipo de noticias, así como al aumento en el número de muertos.

En épocas pasadas, el que hubiera un asesinado en cualquier estado de la república era tan complicado que hasta podía caer un gobernador. Ahora hay tantos muertos que ya se nos va haciendo normal, se habla de los secuestros con toda tranquilidad, a pesar de que en verdad es uno de los más ruines crímenes que existen, ya que no sólo afecta al secuestrado, sino a toda su familia, que queda afectada permanentemente, se resuelva positivamente o no el caso.

Si de por sí las relaciones del gobierno con los partidos políticos no son tan tersas como se quisiera, esto puede ponerlas en un aprieto que va a perjudicar la gobernabilidad del estado. El problema merece toda la atención de la autoridad, porque todos estamos de acuerdo en que estamos hartos de que estas cosas sigan sucediendo en Morelos. ¿No cree usted?

A pesar de todas las mentiras oficiales, las cosas en la Secretaría del Transporte siguen dando de qué hablar. Ahora hay una acusación de taxistas en contra del Secretario de Movilidad y Transporte, David Gómez Basilio, por actos de corrupción, en los últimos meses, para favorecer a ciertas agrupaciones de transportistas, por lo que se anunció que se pedirá su destitución.

Informaron que los operativos en contra de unidades “chatarra” sólo sirvieron para cometer actos de corrupción, pues únicamente se han aplicado contra algunas organizaciones, ya que los vehículos en muy malas condiciones aún prestan servicio público con permisos provisionales.

El representante del grupo Antrox señaló: “Los permisos no se están entregando a todos; siguen los operativos y siguen causando daño a los transportistas, pero en su mayoría a taxistas”.

Molesto, dijo que el gobierno estatal se comprometió a combatir el “pirataje” a principios de la administración, y hasta la fecha se ha notado un aumento de vehículos que prestan servicio irregular, los que –dijo- son protegidos por la Secretaría de Movilidad y Transporte.

La protección al transporte “pirata”, taxistas en particular, se ha visto con la intención de regularizar a más de 600 vehículos que han operado sin concesión desde hace varios años. Felipe Mercado informó que se han sumado cerca de cinco organizaciones para pedir la renuncia del secretario David Gómez Basilio, pues ha cometido las mismas irregularidades que cuando fue Director de Transporte en la administración de Marco Adame Castillo.

“Ese señor no está haciendo bien las cosas, por lo que pediremos al gobernador que lo quite, porque es más de lo mismo del pasado; hay cientos de piratas en las noches y diferentes horarios y no se les hace nada” –agregó el representante del grupo Antrox.

No podemos asegurar que tenga razón, pero lo que sí vemos todos los días es el desorden en el transporte publico, la cantidad de “piratas” que trabajan sin que nadie les diga nada. Los camioneros se paran donde se les pega la gana a la hora que quieren, no les importa en la fila que estén o que alguien de los ciudadanos necesite pasar; ellos se sienten dueños porque viven una impunidad impresionante, ya que tienen a la autoridad “maiceada”; si no fuera así, sería imposible este tipo de comportamiento que debería tener boyante al Ayuntamiento gracias a la gran cantidad de multas que tendrían que pagar todos los días; pero, como “se mochan” con los tamarindos, éstos se hacen de la vista gorda, cosa que usted puede comprobar de manera clara cualquier día y en cualquier esquina.

El problema es de muchos, es el cáncer de la impunidad y la corrupción que se ha asentado en el transporte. Es grave que se acuse al secretario, pero más grave que nada más se conteste que hay derecho a opinar, pero no se ponga el remedio. ¿No cree usted?


lavinleon@gmail.com
Twitter: @teolavin