Siguenos en
    

Perspectiva: Limpiar la casa

Dicen que yo he inventado el realismo mágico, pero sólo soy el notario
de la realidad.
Incluso hay cosas reales que tengo que desechar porque no se pueden creer”. (1983)
Gabriel García Márquez
 
“A Uriel Chávez Mendoza, ex presidente municipal priista de Apatzingan, Michoacán, le fue dictado auto de formal prisión por considerar que hay suficientes motivos para que sea procesado.  Jesús Reyna, ex gobernador interino del mismo estado, y también priista, sufrió la misma suerte.  De otro lado, el Comité Ejecutivo Nacional de ese partido determinó expulsar del mismo a Manuel Martínez Garrigós que ocupaba la dirigencia de ese partido en Morelos, y a Cuauhtémoc Gutiérrez de similar posición en el Distrito Federal. Si bien el caso del fraude a Banamex se disparó fuera del país en las oficinas de City Group, el gobierno mexicano, de extracción priista, tomó de inmediato cartas en el asunto y por lo que toca a PEMEX tomo decisiones en relación a varios de sus funcionarios. Fuera de México se siguen procesos en contra de ex funcionarios  de los estados de Coahuila y Tamaulipas. Seguramente hay otros en puerta o procesos que aún no se conocen.
Mucha gente al calificar esas acciones, impulsivamente dice de manera inercial, “ya ven esos son los priistas”, pero no se percatan que es un gobierno priista y su partido los que están tomando esas decisiones. Más allá de militancias, la ley debe sancionar a quien la infrinja; sucede sin embargo que se cuestiona no al individuo sino al equipo al que pertenece. Distinguir una cosa de otra no siempre es fácil. La camiseta que uno porta no debe ni exculpar ni condenar por encima de una conducta individual. Lo importante de estas decisiones es justamente que no se está protegiendo a nadie por militar en las filas del partido  del gobierno en turno. Y es más que plausible que se actúe con los que desprestigian la casa. Ese es el sentido positivo de ellas y no es menor. No es fácil limpiar el interior, nunca lo ha sido y menos cuando se mezcla lo personal con lo político. Junto a la legalidad y a la necesidad de extirpar a la corrupción o cuando menos atacarla para ser menos soñador,   hay desde luego una intencionalidad política en estos asuntos. Primero de tiempos. Cualquier medida de este tipo en vísperas de las elecciones del 2015 pudiera contaminar y perder los efectos de su propósito. En el caso del DF por ejemplo, está la necesidad de recuperar la plaza para el partido en el gobierno federal que tiene en la capital del país hoy pocas diputaciones. En el caso de PEMEX darle contexto favorable a las leyes secundarias. No faltará quien diga que es al revés en ambos casos y que las decisiones van a perjudicar al tricolor y que el “affaire” de la empresa estatal y sus secuelas se va a entorpecer.
Los vasos comunicantes están a la vista. La alianza de Cárdenas y Corral, en torno a las leyes secundarias en telecomunicaciones, es decir la alianza de una parte del PRD y una parte del PAN, dará lugar a una alianza entre ellos en otras materias. Las disputas internas en ambas organizaciones políticas pueden alterar más temprano que tarde  la correlación de fuerzas en la nación. Morena pudiera “cachar” muchas inconformidades y fugas hacia adelante y la no resuelta situación económica general tendrá su parte en los próximos escenarios. Pero por lo que toca al gobierno una de sus tareas es generar confianza y ella se logra en varios frentes a la vez. La limpia de la casa es uno pero no suficiente. La recuperación del crecimiento del país es otro pero no suficiente. La construcción de una policía eficaz para combatir una delincuencia rampante en delitos del orden común, es otro pero no suficiente. El impulso a un abanico amplio de actividades culturales, también es necesario pero no suficiente. Una política social de atención a las zonas marginadas e indígenas, la creación de empleos que muevan a las personas de la informalidad a la formalidad es otro más pero no suficiente. La atención de todos   es impostergable y no en todos se está teniendo éxito en una carrera sin fin. El que se haya iniciado la limpia de la casa no es un hecho menor.