Siguenos en
    Redes Sociales

Palacio de Cortés

CUANDO SE habla de crisis financiera del gobierno de Cuernavaca y que los regidores hasta se quedan sin cobrar con tal de que a la base trabajadora no le falte su quincena, dan ganas de llamarlos “héroes”…

Pero cuando se sabe que esos mismos funcionarios le deben miles de pesos al Ayuntamiento por préstamos u otras causas, les queda más el título de “villanos”, pero esta parte de la historia no se hace pública.

Porque se trata de dinero público, objeto de transparencia, nada sería mejor que el cuerpo edilicio le dijera a los ciudadanos contribuyentes cuánto debe cada uno de ellos a la Tesorería. Por eso ni la sufren.

POR CIERTO, la tan cacareada crisis de administraciones municipales como la de Cuernavaca tienen dos caras y muchos detalles: una cosa es la quiebra heredada, y, otra, los ingresos que no dejan de llegar.

Alias, la “bolseada” que dejaron la caja Manuel Martínez Garrigós, Rogelio Sánchez Gatica & amigos impone respuestas a la ciudadanía; lo que ingresa por regularizaciones, servicios y otros, es otro cantar.

La obesa nómina y manejos poco claros en áreas como el servicio de recolección de basura ameritan ser llevados a contraste justamente con documentos como los cortes de caja mensual que no trascienden.

DE AHÍ mismo, el que evidencia desesperación es Fernando Martínez Cue, el síndico capitalino, que un día le escupe fuego al Congreso y, al otro, contra el Poder Ejecutivo, llevando su ardor al plano de la grilla.

Desde una cuenta de correo electrónico que no es de gobierno, pero lo titula como si fuera institucional, Martínez Cue deja entrever que los de otro partido se le adelantan en la carrera hacia las elecciones de 2015.

El síndico está muy preocupado por la grilla partidista, en lugar de ver por la crisis del gobierno municipal, que debería estar atendiendo las carencias ciudadanas; en resumen, denota debilidad política y argumental.

EN CORTITO, Don Bachón soltó que los gobiernos municipales se están poniendo las pilas en lo de la tapada de baches, no tanto por gusto propio, sino que es obligación ejercer recursos federales. Vale.

opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata19