Siguenos en
    Redes Sociales

Palacio de Cortés

LA REUNIÓN de gobernadores y el jefe de gobierno del DF pudo ser en cualquier entidad, pero ayer fue en Morelos, y no es casual, porque en este nuevo intento de abatir la criminalidad, la entidad tiene proyecto.

Al margen de la tentación de mezquindad sobre lo que puede ser la nueva etapa para Morelos, el aval del DF, Edomex, Guerrero, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala da pie a esperar resultados para la zona centro y más.

De hecho, con Morelos como puntual, la región central del país marca pauta nacional en algunas de las vertientes del plan de seguridad nacional mediante el Escudo Centro, Mando Único e intercambio de información regional.

LA NOMINACIÓN de delegados federales en Morelos para los priistas más aguerridos, de manera directa (Meade), de confianza (Polanco)…, desactiva la apuración de la llegada del delegado del CEN tricolor.

De cierto, la dirigencia de César Camacho ha nominado delegados en casi todo el país, precisamente en las jóvenes personas de diputados en funciones, lo que complica su función por tener casi triple chamba.

El yucateco Mauricio Sahuí Rivero, que anda acelerado del DF a su tierra y viceversa, ni por asomo tiene en agenda la visita a Morelos, menos para hacer tareas de limpieza, aunque a la distancia tiene orejotas…

CIERTO QUE, como diputado federal, Francisco Coronato anda más intenso que cuando era procurador estatal, pero a veces le gana la verborrea típica del político para convencer que realiza cosas importantes.

El diputado morelense del Movimiento Ciudadano dijo hace días: “En la Comisión de #DDHH aprobamos mecanismos para transversalizar (sic) la prevención de la discriminación en el actuar de los servidores públicos”.

Sin emplearse a fondo, Coronato destaca entre los diputados federales morelenses, y si le baja dos rayitas a su choro mareador, mejor; mientras tanto, Javier Orihuela y Gisela Mota están echados a la hamaca.

LOS POLICÍAS industriales, bancarios y auxiliares, mejor conocidos como PIBA’s domésticos, andan con el Jesús en la boca porque ni en música quieren saber de corridos, como tampoco de “Las Golondrinas”.

Al menos 26 ya fueron notificados que se van, con el argumento general de que no pasaron los exámenes de control de confianza, pero les dicen si es por nerviosos, gorditos, mañosos, respondones… y así, cualquiera.

opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata19