Siguenos en
    

Palacio de cortés

EL ASUNTO de PASA vs. Ayuntamiento de Cuernavaca por el manejo de la basura está tomando visos de “Más vale un mal arreglo, que un buen pleito” (¿más?), justo antes de la resolución en el plano judicial.

De no haber acuerdo previo a la sentencia, lo mejor para gobierno y gobernados será que la empresa pierda el caso, porque de lo contrario, en esa instancia, saldrá muuuy cara la herencia de Martínez Garrigós.

Como si le sobrara dinero al Ayuntamiento, tendría que reponerle cerca de 150 millones a PASA y reintegrarle concesión del servicio, y si opta por desplazar definitivamente a esa empresa, el costo sería de mil 500 millones…

LAS QUE no acaban de entender son las ovejas panistas morelenses, que ahora pastoreadas por Adrián Rivera Pérez, ni las morusas ven del millón de pesos que cada mes se embolsa su dirigencia, sólo de prerrogativas.

Ya nada más falta que el pastor les suelte un bastonazo a los 2 alcaldes, 2 síndicos y 42 regidores que tienen posición en este trienio, por no aflojar su cuota al partido, y peor si no acatan sus órdenes.

Por lo pronto, los cuatro regidores de Cuernavaca y al menos tres de los cuatro diputados locales no se mueven si no da línea su pastor, que fracasó en su intento de ser gobernador y dejó moribundo al PAN en Guerrero.

LA INSTALACIÓN de rejas, vigilancia parapoliciaca y retenes privados en fraccionamientos de Temixco es ilustrativo de la ausencia de autoridad en diversos municipios morelenses ante una violación constitucional.

En terrenos del alcalde Miguel Ángel Colín se acompaña de maniobras de opacidad de su equipo de comunicación, que, contrario a la trasparencia, selecciona circunstancias a modo para ocultar la exigencia ciudadana.

Se sabe del sobreseimiento de una autoridad judicial al reclamo de no quitar retenes como el del fraccionamiento Brisas, que cursa con abuso de particulares, mientras la difusión de la alcaldía hace como que la virgen le habla.

EN JIUTEPEC, por más que la presidente municipal Silvia Salazar está tratando de poner en orden el palacio, los anteriores inquilinos siguen haciéndola batallar, escondiendo “las llaves” de cuartos que huelen muy mal.

Hay una “llave maestra” en Auditoría Superior de Fiscalización que podría ventilar los apestosos cuartuchos, sin embargo, el mañoso portero hace como que las busca y no las encuentra, o suelta unas que no sirven.

opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata19