Siguenos en
    Redes Sociales

Palacio de cortés

ANTE EL gran reto de que los morelenses vivan sin sobresaltos, la descalificación que hizo una publicación digital de Chihuahua sobre el procurador morelense Rodrigo Dorantes, resultó una calentura distractora.

El abogado Cipriano Sotelo le puso el antipirético: lo del incidente de violencia familiar es del ámbito privado y la esposa declinó proceder, y los “señalamientos graves de corrupción” cayeron ante las evidencias:

No hay tal compra de una residencia en 3 millones de “cash”, y por sí la críptica trampita de que “le gusta mucho el dinero” no se sostiene; mientras tanto, hay otros temas que merecen atención y seguimiento…

OTRO ABOGADO y diputado, Carlos de la Rosa, se metió de lleno ayer a la sesión extraordinaria del Consejo Estatal de Seguridad en la Torre Morelos, donde los consejeros dieron voto de confianza a la estrategia en el sector.

De la Rosa no había aprobado al procurador, pero dio fe de la relevancia de los asuntos que vienen, como la obligación de certificar a todo-todo el personal de la PGJ, importante aunque no lo único o más relevante.

Es decir, la estrategia no se limita al proyecto de Policía de Mando Único, sino que se presenta integral, con el aval de la Secretaría de la Defensa Nacional, de los poderes Judicial y Legislativo, sectores sociales…

A MÁS de los convenios para la Policía Única, entre los cuales Jiutepec dijo sí ayer, mientras Cuernavaca lo pone hoy en cabildo, llama la atención el anuncio de instalación de mil videocámaras a partir de mayo.

Otra línea que amerita resaltar es la del protocolo “Escuela Segura”, porque se orienta hacia un sector muy sensible para la población: los hijos escolares, que gocen de seguridad anti-narco y anti-bullying.

Nada fácil, pero también capta la atención el plan de instalación de nuevos cuarteles en Alpuyeca, Tres Marías y Tepalcingo, así como otro en Yecapixtla o Atlatlahucan, los cuatro para un total de mil efectivos.

BUENA NOTICIA para muchos encarcelados a quienes se les ha prolongado el encierro sin recibir sentencia: el Poder Judicial estatal asume el compromiso de acelerar el proceso ante el Consejo de Seguridad.

Para quienes estén dentro por delitos menores, marzo será mes clave para que a la brevedad tengan la oportunidad de abandonar el Cereso de Atlacholoaya y/o las cárceles distritales. Hay más que decir en siguientes días.
 
opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata19