Siguenos en
    Redes Sociales

Palacio de Cortés

La colocación de la primera piedra para la edificación de la ayudantía municipal de Temixco, en la colonia Azteca, colinda con la probable configuración de delito por la participación de la empresa Casas Geo.

A saber, la desarrolladora inmobiliaria “cooperará” con materiales por 180 millones, teniendo al tiempo relación con el gobierno municipal por un mundo de licencias de construcción que gestiona para sus negocios.

El Artículo 27 de la Ley Estatal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, que incide en el 176 de la Ley Orgánica Municipal, prevé la negativa para aceptar donaciones que impliquen intereses en conflicto.

EN CUANTO a la sangría que sufre el erario municipal trienio a trienio, hoy queda claro que no hay auténtica voluntad para detenerla, porque lejos de cumplir la palabra de austeridad, los cuerpos edilicios van a contrapelo.

En la campaña electoral hacia el 1 de julio proliferó la promesa de adelgazar la nómina, pero los nuevos 181 regidores, 33 síndicos y otros tantos alcaldes siguen representando el gran peso del gasto público.

El asunto no es sólo por el aproximado a los 8.5 millones de pesos que se embolsan los cuerpos edilicios cada mes, sino porque en la relación costo-beneficio salen debiendo de cara a un cuestionable beneficio para la población.

EL CASO más reciente del abusivo engrosamiento de la nómina es el de Xochitepec, que a saber no se corrige ni con la promesa de austeridad a partir de medidas como la reducción de los salarios. Veamos:

El alcalde xochitepeco Rodolfo Tapia López prometió en campaña bajar el salario del cuerpo edilicio en un 50%, cosa que está por verse, además de que ese sacrificio no sería tanto porque antes hubo trampa:

Los regidores tenían ingreso bruto de 62 mil 500 pesos al mes, pero en abril se lo subieron a 83 mil 384 bruto. Ahora hablan de bajar a 41 mil 692/mes; hubiera sido bueno que se quitaran el 50% de 62 mil y no de 83 mil.

El tianguis de los lunes de Temixco está llamado a convertirse en un Tamoanchán II, guardadas las proporciones, donde un particular se enfila a ser el gran ganador, mientras que el pagano empieza a tomar imagen del gobierno.

Ahora resulta que un ex regidor de Temixco, hoy diputado, ve como salida que el Ejecutivo pague los platos rotos de un manejo que fue sucio desde el Ayuntamiento, pasando por el Congreso y la negligencia estatal.

opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata19


Se dan cuenta, ¿En verdad que se les quita el fuero a todos estos mendigos sinvergüenzas? porque El gobernador esta calleando en una trampa ó es parte del cazador y no del casado.
Todo esta dando la vuelta y no se hace nada YA ES HORA DE ACTUAR Y NO DE SOLO MIRAR