Siguenos en
    

Palacio de Cortés

EL ATENTADO y muerte del jefe policiaco de Amacuzac y uno de sus escoltas, el viernes, puso nuevamente el dedo en la dolorosa llaga de la inseguridad que vive Morelos, que algunos parecen interesados en que siga.

El gobierno de ese municipio reportó al Consejo Estatal de Seguridad Pública, en agosto de 2012, que contaba con 47 policías, para cuidar a poco más de 17 mil habitantes; es decir, un policía para cada 362 vecinos.

Sin embargo, no es así, entre retirados, incapacitados y faltantes, los amacuztecos venían contando con apenas 28 uniformados (¿14 por turno?) para vigilar un territorio apenas un poco menor al de Cuernavaca.

CON UNA enorme desventaja en la tarea de velar por las garantías individuales de la población, en gobierno de Amacuzac y otros tantos actúan como si quisieran que este clima siguiera imperando en su terruño.

 Verán: en este municipio del sur-poniente se ha reportado a menudo el abuso de policías contra ciudadanos (FT/536/2012), incumplimiento de pruebas de capacidad, detención de falsos uniformados, colusión con la maña…

Las autoridades, sin embargo, en un primer llamado se negaron o ignoraron el llamado a ceder la coordinación de sus policías al proyecto de Policía de Mando Único estatal, pero no presentan opciones de seguridad.

TAMPOCO OFRECEN soluciones algunos ex funcionarios de la reciente etapa panista que utilizan la “twittósfera” para excusar su trabajo y a su partido al decir que la inseguridad no era cosa exclusiva del panismo.

Con el homicidio del jefe policiaco de Amacuzac en tiempos del nuevo gobierno estatal emanado de PRD y municipal surgido del Verde Ecologista, intentan exculpar la ineficacia del PAN en materia de seguridad.

Vaya consuelo confirmar que la ola de homicidios va más allá del color político en el gobierno, cuando al ciudadano común lo que menos le importan son los enjuagues partidistas, sino regresar a casa completo.

MIGUEL ÁNGEL Colín, en Temixco, trae prisa: no acababa de sentarse en la silla de la presidencia municipal y ya estaba poniendo sobre ruedas el plan de hacer efectiva la recolección de basura…, como dijo en campaña.

¿De dónde salió el camión cuasi nuevo, con tolva y contenedor de líquidos sucios? Se ignora de momento, pero empieza a verse la mano del nuevo gobierno… y se espera no tarde mucho también el aumento de patrullas.

opinion@diariodemorelos.com