Siguenos en
    Redes Sociales

Palacio de Cortés

EN FUEGO está la ombudsman morelense Lucero Benítez Villaseñor, echando tiros a diestra y siniestra, en especial haciendo blanco en la Procuraduría General de Justicia, más con saliva que con papeles contundentes.

Puede ser asunto de estrategia o sencillamente el “ahí va mi resto”, porque en menos de tres meses viene la renovación de la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos de Morelos, que parece alejársele.

Con tal postura echada pa’ lante no le ha ido mal a la abogada, que por cierto había demandado 225 mil pesos a la CDHEM cuando fue visitadora y desde 2010 ha recibido unos 65 mil mensuales. Ya dirán los diputados.

A INVITE de la alcaldesa Hortensia Figueroa, flamante sucesora de “Abuelito” Retiguín en Jojutla, aquí el pormenor del asomo a la cuenta Twitter, que no página web de aquel gobierno en los primeros escarceos.

“Horte” arrancó con aclamación popular en la rendición de protesta y se liga con el jolgorio de la Feria de Año Nuevo, en honor al Señor de Tula, que se prolongará hasta el domingo 13, que es la próxima semana.

De la página web oficial del gobierno de la cálida Jojutla, ni hablar, todavía aparece lo de antes; habrá que esperar que su ciberequipo haga lo necesario para conocer a la distancia la promesa de una mejor administración.

EN LOS primeros pasos de este año y de las nuevas administraciones municipales, brota la fe de tener un mejor futuro; sin embargo, un asomo a quienes están en esos gobiernos amenaza las esperanzas.

Hay visos de reciclaje de nombres y apellidos de gente que en reciente o remoto pasado asaltaron las tesorerías o, en el “menos peor” de los casos, resultaron ineficiente cuota de partido o familiar, y ahora vuelven.

EN EL corazón de la nueva administración de Jiutepec fluyen sangre y saliva de familias que otrora llevaron a este municipio a la crítica situación que hoy le toca enfrentar a la presidenta municipal Silvia Salazar.

El gobierno de Temixco no está ajeno al enroque de piezas ligadas a un pasado reciente de escándalos como el “Mapache-gate”, donde cientos de morelense fueron llevados a votar a Boca del Río, Veracruz.

En la nómina de Cuernavaca anida la factura de cientos y cientos de juicios laborales sin resolución e inejecución de sentencias federales, así como la simulación en el impulso al turismo y desarrollo económico.

opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata19