Siguenos en
    Redes Sociales

Palacio de Cortés

SUSPICACIA ES lo menos que provoca la versión de que el gobierno de Jiutepec está en vías o ya recibió un misterioso donativo de 71 millones de pesos, en tiempos que casi nadie le da agua ni al gallo de la Pasión.

Sin embargo, el caso ya empieza a dar luz para ilustrar no sólo a este municipio conurbado a la capital, sino a todo el territorio morelense y va incluso para los restantes 2 mil 424 municipios y 16 delegaciones del DF.

La cosa está así: el gobierno de Miguel Ángel Rabadán dice que su benefactora millonaria Estate & Equity, SA de CV (Sofom ENR), obtiene recursos de empresas extranjeras (¿canadienses?) para zonas pobres de México.

ESTATE & Equity tiene una modesta oficina en la colonia Nápoles, del DF, pero ofrece cuantiosos apoyos por millones y millones, no sólo los 71 a Jiutepec, sino que está de oriente a poniente y norte a sur del país.

Supuestamente, esta empresa no recibe nada a cambio, más que las gracias por sus generosos donativos, y todo lo realiza (al menos lo promete) a nivel municipal, no se le ve trato en rango estatal o federal.

El modus operandi es ofrecer ayuda a los alcaldes, quienes solicitan a su cabildo que vote para recibir dinero sin compromiso o enseres tipo luminarias de calle, como se prometió en Sombrerete, Zacatecas.

IGUAL QUE en nuestro Jiutepec, en Motul (Yucatán) se habla de 71 millones de pesos en octubre reciente; en Durango, 64 millones en abril; es similar ruta, Zitácuaro, Zamora, Tancítaro y Zacapu (Michoacán los 4).

Apuntados en la repartición de millones de pesos están Linares (Nuevo León), Tula (Hidalgo), Ixcaquixtla y 13 municipios más (Puebla), Papantla (Veracruz), Mante (Tamaulipas), Loma Bonita (Oaxaca), El Llano (Aguascalientes)…

Esta empresa se anuncia como “Sofom ENR” (Sociedad Financiera de Objeto Múltiple, Entidad No Regulada), y no regala el dinero, sino da crédito, hace arrendamiento financiero o factoraje (cobranza a morosos).

LO CURIOSO de ésta que es otra de las oscuras maniobras del alcalde de Jiutepec, Miguel Ángel Rabadán, es que va por la libre, sin informar a los regidores y menos aún al pueblo, que ignora a qué está siendo llevado.

De esta manera está Rabadán Calderón a 10 días de abandonar oficialmente la presidencia municipal, aunque de cierto la abandonó hace muchos días más que la saqueó y sometió a una deuda de varios años.


hay una ENORME diferencia entre "está en vías de recibir" y "recibió" el tan anhelado recurso. Ojo ...! chequen bien su fuente de información ya que los que están haciendo la suspicacia son ustedes (diaro de Morelos)