Siguenos en
    

Palacio de Cortés

POR SI quedara alguna duda sobre qué mano mueve los hilos de la marioneta que es el CDE del PAN-Morelos, ahí tienen que el ex senador Adrián Rivera ahora representa al partido ante el gobierno estatal.
 
Con Norma Alicia Popoca como protagonista de la pantomima, Rivera Pérez se endilga, sin pudor alguno, el cargo de responsable de enlace estratégico, siendo el principal causante de que hoy esté hecho morusas el PAN:

Fue delegado de Acción Nacional en Guerrero para la elección de 2011, y si no perdió el registro del partido fue asunto de formas; como senador, acaso lanzó tres iniciativas; y de candidato a gobernador se fue tercer lugar.

AUNQUE 2013 no será año electoral, a los partidos políticos no les irá tan mal si los diputados (que representan a los partidos) autorizan el presupuesto para el financiamiento público, mejor conocido como prerrogativas.

Cierto que en el presupuesto general no hay un incremento sustancial para el Instituto Estatal Electoral, pues se trata de un 0.5%, pero la mayor parte de los 91.7 millones será repartida entre las ocho fuerzas políticas.

Como van las cosas, se queda en calidad de “pura lengua” el discurso de gente como Tania Valentina Rodríguez, líder estatal del Partido del Trabajo, de bajarle a los millonarios ingresos que reciben cada año.

QUEDAN MAL parados los que fueron titulares de la Secretaría de Obras del gobierno estatal adamista, Demetrio Román Isidoro y David
Turner Morales, al ventilarse las cochinadas que sucedieron en el último año.

A reserva del recuento anual de los daños en esa Secretaría, desde ya se ha detectado una buena cantidad de obras públicas realizadas sin apego a la normatividad, y otras tantas que ni siquiera llegaron a su término.

Para el ciclo siguiente, veremos si cuajan trabajos como la rehabilitación de la zona arqueológica de Yautepec, la ampliación y rehabilitación de redes eléctricas en 70 colonias del estado y otros trabajos que se detallarán.

EN EL proyecto de presupuesto estatal 2013 aparece el muy sensible asunto del manejo del Fondo Auxiliar en el Poder Judicial, esa caja de dineros (que no son pocos) que se han manejado de manera discrecional.

El objetivo del nuevo gobierno estatal es que el Tribunal Superior de Justicia remita al Congreso un reporte cada tres meses sobre cuánto dinero ingresa a ese Fondo y cómo se gasta, para irle poniendo coto a los abusadores.