Siguenos en
    Redes Sociales

Palacio de Cortés

SOBRE EL saqueo financiero que presenta el Ayuntamiento de Cuernavaca, el plan de solución sigue estando en la forma y no el fondo: endeudar más al gobierno y dejar en la impunidad a los autores.

Peor aún, que para tapar el escandaloso atraco de recursos públicos se haya buscado otro costoso crédito bancario con el pretexto de que si no se lograba, los trabajadores pasarían una amarga Navidad sin aguinaldo.

¿Y las denuncias contra los responsables del atraco? A la proverbial ceguera de doña Justicia habrá de agregarle otros males como la mudez y la cojera, porque no dice ni pío y, si avanza, es lento por su incapacidad.

A UNOS 17 días de que Jiutepec cambie de alcalde, el andar de doña Justicia también resulta imperceptible frente al boquete propinado en la gestión de Miguel Ángel Rabadán, que trae al Cabildo a dieta de atole con el dedo.

Al igual que en Cuernavaca, en Jiutepec se extiende una cortina de humo en forma de un apoyo “divino” frente a la razón por la que Rabadán cerrará el ciclo dejando el adeudo bancario de 200 millones.

Ahí, para sanear la crisis, el síndico Salvador Díaz Cerón habla de una misteriosa donación de 71 millones de pesos de empresas canadienses que parece les gusta soltar el dinero así como así, pero no dice nombres.

ES TAN guango el requisito de “Ser de reconocida honorabilidad…” para ser procurador de Morelos, que ahí sigue aún firme Ricardo Rosas Pérez, el mal afamado ex presidente del Tribunal Superior de Justicia.

Y Ricardo puede repetir en la terna recompuesta que regrese al Congreso luego de ir del Ejecutivo al Legislativo y devuelta al Ejecutivo, no por su cuestionada probidad, sino por un detalle de temporalidad.

A lo más que llega el terminajo de “honorabilidad” en el tumbaburros es definirlo como la calidad de alguien “digno de ser honrado o acatado”, y, para el caso, es a interpretación personal quién es honorable.

PUES, LA líder estatal del PAN, Norma Alicia Popoca, no tuvo mucho que esperar la inopinada respuesta del Poder Ejecutivo sobre su crítica a la inseguridad que vive la entidad: dejaron sin billete al “Morelos Seguro”.

Popoca hace política diciendo que no ve acciones claras para abatir el delito, mientras la secretaria de Seguridad, Alicia Vázquez Luna, vía el Congreso, informa que el anterior gobierno emanado del PAN no justifica 344 millones para el sector.