Siguenos en
    

Palacio de Cortés

PARA EL caso del gobierno de Cuernavaca, el plan de liquidación de deudas con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) hace recordar uno de tantos éxitos musicales de Salvador “Chava” Flores (1920-1987).

“Peso por Peso” se llama el programa de rescate para el alcalde Rogelio Sánchez  Gatica; “Peso sobre Peso”, la canción de “Chava” que dice: “Mira, Bartola, ahí te dejo esos dos pesos, pagas la renta, el teléfono y la luz (…)”.

“Tú no aprecias mis centavos y los gastas que da horror, yo por eso no soy rico, por ser despilfarrador”. Y sí, por andar de despilfarrador, Sánchez Gatica y su antecesor Martínez Garrigós no acaban de pagar a la CFE.

AVANZAR EN la seguridad de Morelos no será producto de un acto de magia o decreto; de ahí la esperanza que trae consigo el pre acuerdo de los variopintos gobernadores y jefe del DF en el proyecto “Escudo Seguro”.

Suena bien, de inicio, la voluntad de acuerdos entre los mandatarios de Puebla (Moreno - PAN); Edomex (Ávila - PRI); Tlaxcala (González - PRI); Guerrero (Aguirre - PRD); DF (Mancera - PRD) y Morelos ( Ramírez- PRD).

Y ya para el interior de esta entidad, hay que ver, a la voz de ya, si los 33 alcaldes se ponen a nivel con el Gobernador Graco para en verdad dar la cara por los morelenses en asuntos como, ejemplo, la Policía de Mando Único.

INSTALADO EL nuevo Consejo Estatal Electoral en el IEE, una buena muestra de qué tan secuestrado está por los partidos políticos será el avance de una real auditoría al gasto que hacen de las prerrogativas.

Verán: en este año que termina, por ejemplo, el PRI se llevó poquito menos de 30 millones de pesos y sólo le basta con presentar facturas para justificar, pero la ley no permite revisar si esos papeles son falsos.

O sea, se puede encargar a cualquier impresor tipo “Santo Domingo” (DF) facturas falsas ¡y lista la comprobación! Hay que ver si el Consejo del IEE tiene ganas de impulsar ante los diputados el control real de los millones.

CON UN pie en el inicio del ya legendario maratón Guadalupe-Reyes, este fin de semana es de aflojar el nervio y alistarlo para que, casi al arranque del jolgorio, coincida la designación de procurador de justicia.

Es sólo una expectativa, porque están tan alborotados los sentimientos por la inclusión del inefable Ricardo Rosas Pérez en la terna, que en una de ésas el Legislativo, cortés, le devuelve la papa caliente al Ejecutivo.