Siguenos en
    

Palacio de Cortés

EN TIEMPOS de mañosos, hasta la Feria de Cuernavaca está en riesgo de secuestro por parte de un comando, desarmado pero decidido a sacarle hasta el último centavo con una jugada jurídica para legalizar el ataque.
 
Es un grupo de empresarios que está viendo la forma de adueñarse el nombre de festejo, a través de la patente de la denominación “Feria de Cuernavaca”, para que sólo ellos puedan explotarla de hoy a la eternidad.
 
El embate empezó en tiempos de Manuel Martínez Garrigós, que dejó planchado el escenario para que Rogelio Sánchez Gatica se pusiera a modo, y ahora se pretende lo mismo con el alcalde electo a partir de la feria 2013.

SI LOS beneficios de la Feria de Cuernavaca que son triste remedo de otras, modestas como la de Texcoco, con 700 mil visitantes y promedio de 20 millones de pesos directos para la alcaldía, hasta valdría.
 
Pero no, el festejo guayabo pinta para seguir como oportunidad de vivales que se frotan las manos delineando un patronato de cuello blanco que no tiene fecha ni cartel, pero ya ve ganancias de 2013, 2014, 2015…
 
Aguascalientes espera 8 millones de visitantes; Toluca, 3; Tabasco, 2.4; Tlaxcala, 1.2; Zacatecas, igual…, y Cuernavaca, se da de santos con 250 mil, la tajada para los oportunistas mercachifles y pérdidas para la comuna.

LA FÓRMULA para el negocio de la Feria de Cuernavaca es tan simple como cínica: so pretexto de que es para el solaz esparcimiento de propios y visitantes, representa una onerosa carga para el erario municipal.
 
De entrada, el gasto de 96.8 millones de pesos que despilfarró el entonces alcalde Martínez Garrigós para embellecer el recinto ferial, que en tiempos de lluvia se convierte en una laguna para recreo de renacuajos.
 
Luego, el costo de adecuarla para que lleguen los vivales del negocio y vendan espacios comerciales, subcontraten a empresarios del show, y no le reporten billetes a la de por sí saqueada tesorería capitalina.
 
OTRO ANZUELO de unos cuantos en el negocio de la feria capitalina es la oportunidad de negocio y la generación de empleos; vaya usted a preguntarle a los que han rentado stands, les ha ido como en feria…
 
A pocos días de que inicie el festejo, los pequeños pero costosos espacios de piso son puestos a descuento, y muchos a media feria son abandonados porque sus mejores clientes son las moscas, apenas sale para la renta.
 


Cesareo Carvajal Guajardo
secretario tecnico del consejo estatal de seguridad publica , Director de la policia industrial, ha sobresalido como secretario de seguridad publica en morelos y san luis potosi como un operador con tacticas que dan respuesta inmediata de solucion a la inseguridad que se da en estos estados y en todo el pais .

Cuenta con treinta y un años de experiencia en México y en los EE.UU en la Dirección Operativa y Administración de los recursos humanos, materiales y financieros de las Instituciones de Seguridad Pública a nivel federal, estatal y municipal.

Se ha desempeñado como consultor en el poder legislativo Federal y Local también con la experiencia en seguridad industrial en la iniciativa privada.

Esta especializado en criminología, seguridad pública, protección civil.