Siguenos en
    Redes Sociales

Palacio de Cortés

VAYA IDEA la de Juan Carlos Salgado Ponce y un grupito de empresarios de organizar una Expo Seguridad para poner al tanto al ciudadano y, sobre todo, a los mañosos, de cómo enfrentar a éstos.
 
Pasado de listo el comunicador del sur estatal que les vendió la idea, y pasados de peregrinos los que se la compraron, porque, al tiempo que dan consejos a los empresarios y ciudadanos sobre seguridad, también dan la clave al criminal.
 
Es ahí donde también se impone la duda de dónde tienen la cabeza los empresarios y el alcalde electo al organizar la mentada Expo, salvo que el único objetivo haya sido el negocio de vender atole con el dedo en medio del río revuelto.
 
EL QUE anda re animoso empujando el plan de más deudas para Cuernavaca es el regidor panista Pablo Aguilar, que ha brincado de amigo de Martínez Garrigós a enemigo y hoy amigo de Sánchez Gatica.
 
Mientras su partido se hacía polvo, Aguilar Ochoa no podría decir que en lo personal le fue mal en este trienio, pues aparte de la casita que compró en la frontera Cuernavaca-Temixco, se le acreditan dos jacales más.
 
Por supuesto, si se logra el nuevo crédito, no habrá mayor problema para que las empresas socias, los empleados y él se despachen una buena suma de billetes de fin de año y de administración. ¿Otra casita?
 
QUÉ PUEDE esperarse de Ricardo Rosas Pérez, ex presidente del Tribunal Superior de Justicia, en caso de que los diputados lo elijan procurador de justicia, teniendo en su historia manchas como ésta:
 
El 1 de noviembre de 2002, Juan Pedro Saquís mató a su amigo Braulio Paredes, según los indicios y testimonios. Fue preso en agosto de 2003. Rosas Pérez se e$trenó como magistrado presidente liberándolo en mayo de 2004.
 
Bajo el escudo de Rosas Pérez, el expediente del caso lo perdió la secretaria Yadhira Concha Rodríguez, acusada de ejercicio indebido de funciones y detenida hasta mayo de este 2012, sólo 8 horas…
 
El juez que ordenó la aprehensión, Alejandro Hernández Arjona, discípulo de Rosas Pérez, firmó como “Ricardo Arjona” (artista guatemalteco) y ese error permitió a Yadhira Concha evadir la justicia.
 
Ahora, los diputados de Morelos tienen la responsabilidad de elegir entre Nora R. Romero Velázquez, Elizabeth Lázaro Torres y Rosas Pérez a quien va a procurar la justicia para los morelenses.