Siguenos en
    

Palacio de Cortés

EL PLAN del diputado local perredista Jordi Messeguer para que las asignaciones federales de recursos municipales no queden en el subejercicio llega un poco tarde, pero no tanto para evitar falle en adelante.
 
Hace unos días se apuntaba aquí sobre las docenas de millones de pesos que no se utilizaron en gobiernos como Cuautla y Tlaquiltenango, por falta de pericia de los ayuntamientos para ejercer esos recursos que hoy faltan.
 
Acá la idea es que haya una fiscalización más efectiva del uso de los dineros y, eventualmente, que los gobiernos municipales cumplan las reglas para merecerlos, y no tener que regresarlos, como los 4 mdp de Jiutepec.
 
Y EN los Ayuntamientos morelenses andan bien preocupados por las carencias de presupuesto, no tanto porque se reduzcan o suspendan servicios públicos como el agua potable, recolección de basura y otros…
 
Lo que preocupa, desde a alcaldes hasta a secretarias y más, es que el cobro de quincena y del aguinaldo está en severo riesgo, y ahí sí, ni un paso atrás; no están dispuestos a pagar el pato del desorden de los jefes.
 
Bueno, ya ni el cobro adelantado de contribuciones como el predial les alcanza a las comunas para sacar adelante la nómina, y todos se quedan en el nivel de que hay crisis financiera, pero pocos tocan a los responsables.
 
POR CIERTO, en ese clima de carencias financieras en los municipios y el sueño de que la Federación es la solución a través de programas sociales, proliferan asesores que prometen bajar recursos federales, mediante una “cuota”.
 
El gran problema a estas alturas de los gobiernos federal y municipales es que la repartición y ejercicio de presupuestos de programas especiales están más para allá que para acá, y el sueño se queda en sueño.
 
Pero al revés, la Federación proveedora de recursos vía programas de Sedesol, por ejemplo, está revisando las cuentas y exigiendo la devolución del dinero subejercido, porque de lo contrario se incurre en irresponsabilidad.
 
ES SABADITO y lo mejor que se puede hacer es asomarse a la variedad de opciones que tiene Morelos para los locales y los turistas: la Feria del Pescado, a las orillas de la Laguna de Coatetelco, es una opción.
 
También lo bueno cuenta, es noticia, se puede gozar y se agradece, como la Feria del Trueque en el municipio de Zacualpan de Amilpas. Hay que llevar suéter, chamarra y en general ropa de temporada, porque ya cala el frío.
 
opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata19