Siguenos en
    

Palacio de Cortés

RUMBO AL 18 de diciembre, Día Internacional del Migrante, casi todos los gobiernos municipales de Morelos les salen debiendo a más de 250 mil morelenses que envían cada año cerca de 430 millones de dólares desde EU.

La razón: el Programa 3X1, donde el migrante pone un dólar, el gobierno federal pone otro, el estatal uno más, y el municipal debe cooperar con el cuarto dólar, no funciona por culpa de los alcaldes.

O sea, el sueño de hacer obras en los municipios de origen de los migrantes con la cooperación de dólares se echa a perder porque los ayuntamientos se llevan el dinero para otra parte; incluso, para su bolsillo.

MENOS MAL que la Secretaría de Desarrollo Social de Morelos da muestra de sensibilidad hacia los morelenses que tienen que irse a otros lares, sobre todo de EU, para superar las carencias materiales de la familia.

El asunto es así: está en marcha el proceso para la entrega de la Presea General Emiliano Zapata, a saber, el 4 de enero, como reconocimiento al esfuerzo de los que desde fuera auxilian a su comunidad de origen.

Por supuesto, entre los paisanos que emigraron más allá del Río Bravo destaca una comunidad de morelenses que tiene una muy importante presencia en Minnesota, a través del club de residentes de Axochipan.

POR CIERTO, pasan los días, los meses y los años, pero los reportes desde Texas sobre el paisano Édgar Tamayo Arias, de Miacatlán, no son alentadores sobre la petición de revisión a su sentencia a muerte.

La Suprema Corte de Justicia estadounidense rehusó hace 10 días reabordar el caso que tiene a Édgar en la antesala de la muerte, sólo protegido un poco por el amparo de la Corte Internacional de Justicia.

A Tamayo se le sentenció a la pena capital por asesinato de un policía el 31 de enero de 1994; se supone que, atado de manos a la espalda y en el asiento trasero de la patrulla, sacó un arma y le disparó al policía…

HASTA INOCENTE o pasado de listo el requerimiento de la dirigencia estatal del Partido del Trabajo en el sentido de que la designación de consejeros electorales no se dé como cuota para los partidos políticos.

Los partidos son beneficiarios millonarios del presupuesto oficial y tienen tentáculos en el Congreso mediante los diputados, y son éstos los que designan a los consejeros. ¿Cree que los partidos no meterán las narices?

 

  • opinion@diariodemorelos.com
  • Twitter: @ezapata19