Siguenos en
    

Palacio de Cortés

Son varias las muestras de que los principios filosóficos, políticos y de partido quedan en nivel de vacilada con el brincoteo personal o en banda del PRI al PRD, del PRD al PRI, del PRI al PAN, del PAN al PRI...
 
El manoseo de los métodos de selección o imposición de candidatos ha transitado de la queja dentro de los partidos a las protestas públicas, las impugnaciones, los amagos y, finalmente, al cambio de camisetas.
 
Veamos: con la supuesta venia del “mesías” López Obrador, se anuncia que más de 30 mil morelenses afiliados al Movimiento de Regeneración Nacional serán llevados por Raúl Iragorri a votar a favor del priista Orihuela.
 
Qué hará Andrés Manuel en su visita del próximo sábado 12 en Jojutla: ¿Subirá al templete a su coordinador estatal Iragorri?, ¿también al candidato a gobernador Graco Ramírez?, ¿a cuál de ellos o a ninguno?
 
Otro contrasentido es el uso de tarjetas de prepago (primero votas por mí y luego te la hago efectiva) de principio usadas por gobiernos del PRD, pero ahora satanizadas en manos del PRI, como “La Efectiva”.
 
SE DA otro “sí pero no” en el seno priista, donde Vinicio Limón, líder del sector obrero, primero fue peón del hoy líder Manuel Martínez Garrigós y luego amagó con arrear a su gremio en contra de Orihuela.
 
Aspiraba a una senaduría, alguna diputación o lo que fuera, pero no le tocó, montó en santa ira y coqueteó con el perredista Graco, pero ayer sus huestes le dieron un tremendo bofetón, por hablador, así dijeron.
 
Si entre cetemistas hay votos a favor de otros que no sean candidatos priistas, ésos serán el “de Vinicio y tal vez de su chofer”; alias, no va el veletazo por consigna de Limón Rivera, en tanto Orihuela se fortalece.
 
EL PRI pierde, sin embargo, por culpa de Martínez Garrigós, como se vio cuando líderes y vecinos de Patios de la Estación botaron la camiseta roja para ajustarse la azul, de Marcos Manuel Suárez Gerard.
 
Y del PAN al PRI, ahí tienen el chaquetazo del diputado Rufo Villegas, que no logró la candidatura a la alcaldía de Jojutla, mientras el regidor Luis Salas Catalán espera alguna migaja de lo que rescate su jefe MMG.
 
opinion@diariodemorelos.com
Twitter: @ezapata19


El impostor de Graco se ve desesperado. Su campaña millonaria no avanza. No prende el candidato tabasqueño con la gente. En Morelos su biografía causa escozor y desconfianza . Por ello su golpeteo al candidato tricolor Amado , puntero en las encuestas y con una campaña que va dando resultados positivos.