Siguenos en
    

Palacio de Cortés

RESULTA CURIOSO que para lograr su autonomía financiera, el Poder Judicial tenga que ceder la autonomía institucional ante el Legislativo, de ahí que siga detenida la emisión de la declaratoria constitucional.

Asegurar el 4.7 por ciento del presupuesto estatal anual huele a platillo de rechupete para la corte de magistrados, jueces y demás personal, pero el costo político se ve amargo por la factura que cobrarían los diputados.

Y mientras en el Judicial se le cuecen las habas al equipo de la magistrada Nadia Luz Lara, ante la definición del paquete económico 2013, el Legislativo que tiene en papel a Humberto Segura, deshoja la margarita. 

POR CIERTO, en ese imperio que por “de foul” representa el Poder Legislativo, sesión a sesión brota la falta de oficio de muchos diputados, cuyas mejores cartas vistas son: popularidad, amiguismo u oportunidad política.

Ahí está el caso del diputado Roberto Yáñez, que pensó, por decirlo de alguna manera, sepultar un llamado a Adame para que robusteciera el sustento para subir las tarifas del transporte: lo dejó pasar y lo sepultó.

Ocurrencias o perversidades como la del legislador socialdemócrata o las del Ángel García Yáñez (Verde); sin embargo, no hacen generalidad en otros como Rosalina Mazari, Javier Bolaños y Manuel Agüero Tovar.

A LOS que se les cae el teatrito fue a los alcaldes, que ahogados en deudas y ansiosos de llevarse más (a 14 días de dejar el cargo), quieren meterle la uña a lo que se recaude por el pago adelantado del predial.

Quizá los presidentes municipales se despachen de esa recaudación, porque mancos no están, pero ahí está el exhorto a que no se manchen, su riesgo de incurrir en otra responsabilidad. No les toca. 

Como sea, ahí persiste el llamado del coordinador parlamentario del PAN, Javier Bolaños, hacia los contribuyentes: no paguen el predial adelantado, aunque se los adornen con descuentos, hay riesgo de ilegalidad. 

UNA MÁS: quedó en el tintero del Congreso, por ahora, un proyecto para solicitar al Instituto de Crédito del gobierno presente, denuncia penal por el robo del dinero de los trabajadores del Ayto. Cuernavaca. 

Apenas trascendió el asunto el miércoles, y hasta parece que el ex alcalde y hoy diputado, Manuel Martínez Garrigós, se fue hundiendo en su curul dos hileras abajo, como acusando responsabilidad en el atraco.