Siguenos en
    

No hay causa perdida

El pasado jueves comenzó lleno de emociones; primero un temblor a las 3:20am, lo cual hizo imposible el volver a dormirme debido a que a las 4:30am tenía una reunión con el grupo del millón de jóvenes por México para partir al DF rumbo al club de industriales donde se llevaría a cabo la presentación del libro “No hay causa perdida” escrito por el Ex Presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez.
Uno llega a este tipo de eventos con expectativas, y de cierto modo ya sea por protocolo o prejuicios se espera determinada actitud por parte de un ex presidente, él rompió con todo esto, llegó y saludó de mano uno a uno a todos los asistentes, de entrada me dio una buena impresión, un hombre atento y humilde.
Después de una introducción llena de deferencias hacia su persona realizada por los hermanos Régil, el ex presidente trató varios temas, habló sobre su vida, hechos que lo han marcado; como la participación de su madre en el plebiscito para el reconocimiento del voto femenino y la  muerte de su padre en un atentado.
Posteriormente habló sobre su llegada a la presidencia  tras haber ocupado diversos cargos públicos  (fue presidente de 2002 a 2006 y de 2006 a 2010). Trató las políticas que rigieron su gobierno, que se pueden resumir en lo siguiente. “Mano dura, corazón grande”, “creación de confianza con sus subordinados”, “asumir costos”, “ser consistente” éste último punto como lo explica el Presidente Uribe, debe existir identidad entre lo que se piensa y lo que se dice, pero más importante aún entre lo que se dice y lo que se hace.  “Todo problema humano tiene una solución humana”.  
Asimismo, el ex presidente expresó su apoyo y reconocimiento al millón de jóvenes por México encabezado por Armando y Claudia Regil.
Sigamos el ejemplo de Álvaro Uribe, en México somos más quienes queremos paz, quienes queremos tranquilidad, y oportunidad para progresar.
Agradezco el apoyo de mi amigo Oscar Cuevas en la redacción de esta columna y aprovecho para enviarle saludos a “Papa cuevas” como le dice mi Padre.
 
@armandosanders            www.armandosanders.com

Si ya le van a dar espacio cada 15 días al desperdicio de papel que representa este texto propio de un ensayo de tercero de secundaria, al menos DDM corrijanle la ortografía a este señor Sanders o tal vez mejor sea a quien´dice "le ayuda a escribirlas". Con sinceridad, no porque el se queme, permitan ustedes que los deje mal parados como medio profesional que son.