Siguenos en
    Redes Sociales

Mundo globalizado

En la actualidad, vivimos en un mundo completamente globalizado en donde diferentes culturas y nacionalidades participan en nuestro día a día. La tecnología que hace poco creíamos que era un gran avance, se convierte en anticuada y obsoleta en poco tiempo y es remplazada por algo mucho mejor. Y con tantos desarrollos tecnológicos conectando gente de puntos extremos del planeta, tenemos una oportunidad cada vez más grande de ampliar nuestros horizontes y nuestras maneras de pensar. 

En las universidades en todo el país y en las diferentes áreas de estudio dentro de las mismas podemos ver en aumento las materias y los temas relacionados con la internalización y la adopción de ideas y formas de pensar de otros países. Aprender diferentes idiomas y especialmente el inglés, se ha convertido en una necesidad latente en nuestro país que surge a raíz de la necesidad de la comunicación en relaciones sociales o de negocios que tenemos con gente de otras nacionalidades. En algunas ocasiones la falta de conocimiento de un idioma en común complica las relaciones y negociaciones entre personas de países distintos. Pero no sólo el dominar un segundo idioma facilita el entendimiento entre personas de orígenes diferentes.

Así como el idioma, es igualmente importante conocer las culturas y costumbres de otros países, nos abre la mente y nos permite poder entender a quienes piensan y actúan de manera diferente; por ejemplo, es diferente asistir a una junta de negocios con un empresario chino a asistir a ésta con un empresario mexicano, o es de gran importancia conocer el hábito de la puntualidad de los ingleses, la diferencia de géneros en países asiáticos o musulmanes, así como otras tantas tradiciones y costumbres de los diferentes países.

 En todo momento, podemos encontrarnos con personas diferentes, ya sea en el trabajo, en la universidad o incluso en nuestras relaciones sociales, y es básico poder estar preparados para interactuar en estas situaciones e incluso poder adoptar de ellos costumbres o hábitos que nos sirvan para desarrollarnos social y laboralmente con más productividad, claro, sin perder nuestra identidad de mexicanos. 

Aprovechen toda oportunidad de conocer otras culturas, ya sea viajando o leyendo, o simplemente interactuando con un extranjero, pero primero que nada les recomiendo conocer muy bien nuestra propia cultura y sentirnos orgullosos de ella.

Agradezco la colaboración de mi amiga Erika Scherer en la creación de esta columna.

 

  • @armandosanders      www.armandosanders.com