Siguenos en
    Redes Sociales

Morelos caliente

Precedido de los asesinatos del ex candidato del PAN a la alcaldía de Tlaquiltenango, Ignacio Domínguez Carranza, su esposa y su hijo de sólo tres años, el 17 de este mes, y dos semanas antes de la ejecución del director de Seguridad Pública de Amacuzac, Justo Buenaventura Jaimes, y su escolta, el trascendido del secuestro del regidor panista Ramón Jaimes Martínez, la mañana de anteayer en Cuautla, incrementó la temperatura del hartazgo social a la inseguridad y avivó la protesta de actores de partidos opositores al gobierno perredista de Graco Ramírez. Candente, Morelos es escenario de protestas a la incapacidad del estado para contener la violencia del crimen organizado. La misma mañana del plagio del concejal cuautlense familiares de personas víctimas de la violencia marcharon de Cuernavaca a la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México, mientras de manera paralela pobladores de Huexca opuestos a la construcción de la planta termoeléctrica y el paso del gasoducto por esa comunidad de la región oriente anunciaron para el día de mañana una marcha a Cuautla, con caballos, bultos de sorgo y maíz para demostrar que sus tierras son fértiles y no deben ser contaminadas por las instalaciones de la CFE concesionadas a empresas españolas. Acosado el Gobierno Estatal por la demanda social para que enfríe el clima de inseguridad, Graco Ramírez declaró que, en la reunión del  Gabinete Nacional de Seguridad encabezada por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, los gobernadores del centro del país acordaron impulsar el Corredor Seguro para combatir a los grupos delincuenciales que actúan en el nuestro, los estados de México y Guerrero así como en el Distrito Federal. Dado como un hecho el nombramiento de Nicolás Suárez Valenzuela como el coordinador de la Policía Ministerial por el nuevo procurador de justicia, Rodrigo Dorantes Salgado, si bien es cierto que el morelense común ve al de la inseguridad pública como un problema por demás complejo y difícil solución, lo que la gente lleva meses esperando son más hechos y menos palabras de los políticos… antes de que en pueblos de Morelos sigan el ejemplo de sus hermanos guerrerenses que, organizados en grupos armados de autodefensa ciudadana, hicieron a un lado a las fuerzas municipales, estatales y federales para combatir al crimen organizado. Armados de rifles, machetes y palos, hombres encapuchados de pueblos de La Montaña y la Costa Chica mantienen retenes de vigilancia como protesta a las extorsiones, secuestros y asesinatos por parte de bandas criminales. Multiplicados los comandos de autoprotección civil en los municipios de Alcozauca, Acatepec y Zapotitlán Tablas, semanas atrás comenzaron en Olinalá, siguieron en Tixtla, los imitaron en Iguala y se extendieron a San Marcos, Tecoanapa, Marquelia, Cruz Grande, Copala y Ayutla. En esta última comunidad permanecen detenidos más de cuarenta presuntos miembros del crimen organizado a los que el día de mañana la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) someterá a juicio sumario para que el pueblo decida si son culpables o inocentes. ¿Eso está provocando el gobierno local y el federal que ocurra en Morelos?... ME LEEN MAÑANA.

perez.duran@diariodemorelos.com
jmperezduran@hotmail.com