Siguenos en
    Redes Sociales

Mirador: Gracias a la vida

Lo más maravilloso de la vida es ella misma. La vida es un enigma que nunca el hombre habrá de descifrar. Alguna vez quizás la ciencia encontrará el origen de la vida, pero el origen de ese origen seguirá siendo un misterio para el conocimiento humano. Sólo la fe, que es don de niños, puede responder las preguntas que la razón no puede contestar.
         En la última hora del año, y en mi hora última, le daré gracias a la Vida por el regalo de la vida. Por ésta de ahora y por la que seguirá. Gracias por esa gracia. Tengo vida, y eso es tenerlo todo. La viviré sin temores, y sin temor la dejaré cuando me llegue el tiempo, porque sé que voy a nacer a nueva vida.
         ¡Hasta mañana!...