Siguenos en
    Redes Sociales

Los principios de los organismos electorales

Si bien es cierto que es a partir de 1997 cuando las elecciones en México son manejadas por ciudadanos y que es en Morelos donde se hace la primera elección de acuerdo a las modificaciones constitucionales de 1996, en donde la Carta Magna obliga a los estados de la federación a crear Instituciones electorales ciudadanizadas, también es cierto que a partir de ahí se crea el Instituto estatal electoral, el cual realiza la primera elección en el país, ya que la lección intermedia se llevaba a cabo el tercer domingo de abril, por lo que es el primer estado donde se aplica esta nueva modificación y es donde comienza la verdadera alternancia en el estado, ocasión en la que el PRD ganó una gran cantidad de municipios en la entidad y por primera vez tuvo fuerza real en el Congreso del Estado.
También hay que decirlo, es después de la primera selección de consejeros cuando llegan al proceso y los partidos se dan cuenta de la importancia que los consejeros electorales tienen en las decisiones de la institución.
Dichas instituciones se crean sobre los principios fundamentales de Certeza, Legalidad, Imparcialidad, Pluralidad, Objetividad y más tarde el de Equidad, y que son estos principios la base de los propios procesos. Son tan importantes que como podemos ver históricamente cuando no se vio la certeza de una manera clara en 1966 en la elección presidencial, esto trajo una gran cantidad de problemas al país.
El principal problema de las leyes electorales es que están hechas por los partidos políticos, que son a quienes rigen primordialmente y estos se han dado a la tarea de ir buscando los pequeños recovecos dónde hacer modificaciones a modo, para tener el mayor número de ventajas posibles.
De la misma manera, la selección de los consejeros y magistrados Electorales se ha ido pervirtiendo, ya que los partidos políticos —con mayoría en los congresos locales— son los que se reparten el mayor número de consejeros de acuerdo a su conveniencia para el siguiente proceso electoral.
Sin importar capacidad y conocimiento, se envía a incondicionales igualmente que los propios diputados, que en lugar de ser representantes de la ciudadanía, se han convertido en representantes de los partidos políticos.
¿Por qué? Pues porque los requisitos en las leyes electorales son cada día más abiertos y ambiguos y le permiten la llegada a muchos ciudadanos, pero primordialmente a miembros de los partidos políticos que no tienen ni idea de lo que es una institución electoral.
Ahora el IFE tiene consejeros intelectuales de primera, pero entre ellos la partidización es clara, ya que uno de ellos, a pesar de ser un intelectual que merece todo nuestro respeto, eso no le quita que fue precandidato a la presidencia de la república de un partido político, así que eso de que son ciudadanos independientes es una falacia.
La verdad es que son los partidos los que hacen las leyes, los que escogen a los consejeros electorales, así que se sirven con la cuchara grande; ellos se autorizan las prerrogativas, cambian y modifican las Leyes electorales.
Por ello la importancia de los principios de las instituciones electorales, ya que son el freno que nos permite a los ciudadanos tener tranquilidad con lo que pueden o no pueden hacer los señores consejeros, que en principio son representantes de nosotros los ciudadanos.
El segundo principio es la Legalidad, por lo que están obligados de manera clara y contundente a cumplir con lo que diga la norma sin importar nada, ya que la ley es la ley y como garantes de la legalidad deben de ser ellos lo primeros que cumplan con su obligación cumpliéndola.
Por eso es incongruente que los actuales consejeros electorales que acaban de tomar posesión, uno de sus primeros acuerdos sea el violar la Ley Federal del Trabajo disminuyendo el sueldo al personal técnico de la institución y que son los que verdaderamente saben, ya que muchos de ellos tienen mas de 16 años en el IEE y ya tenían experiencia en el IFE.
Nadie puede bajarle el sueldo a un trabajador porque los prohíbe la ley, si las circunstancias del IEE son muy malas pues póngales una disyuntiva al gobierno que ahora es quien determina el presupuesto del IEE, cosa que cambiaron los panistas para su beneficio y ahora perjudica al Gobierno de Graco Ramírez, ya que el despedir a gente con esa cantidad de años en la institución, producirá demandas por millones de pesos.
El problema es del IEE y desde luego del Gobierno del Estado, que es quien autoriza el presupuesto con la ayuda del Congreso, y después de una elección como la del año pasado no creo que ya a los ahora funcionarios que todos pasaron por representantes en el IEE ya se les haya olvidado lo que son las carencias de una institución que no llega a tener y ha de dar mejores resultados, porque los gobiernos en turno no se lo permiten, después de usarlos como los kleenex la basura.
Desde luego aquí también son culpables los consejeros por estar sumisos ante el Gobierno del Estado del que, si no se han dado cuenta, no le pertenecen.
Situación grave no sólo para la institución, sino para los ciudadanos cuando los que son garantes de la legalidad creen que una circunstancia es motivo para violar la ley, que no podrán hacer durante un proceso tan competido como el próximo en el estado, por lo que el Gobierno del Estado deberá tomar al toro por los cuernos, pues los consejeros al parecer no pueden. ¿No cree usted?
 
lavinleon@gmail.com
Twitter: @teolavin